martes, 29 de mayo de 2012

A 23 años de los saqueos en Rosario


Hoy se cumplen 23 años de los Saqueos en Rosario luego de que nuestro país sufriera un golpe de mercado y que un gobierno se mostrara incapaz de tomar el toro por las astas y sin valentía para brindar soluciones con tal de no molestar a quien debía molestar.

La Pobreza trepaba como nunca como se puede ver en el gráfico siguiente. Después Duhalde haría méritos para superar esas marcas.


Las tasas de inflación estallaban el país. El gobierno desmantelaba la ayuda social, para ser complaciente con los editorialistas de La Nación y del dios Mercado.

El dólar se escapaba, el gobierno socialdemócrata de Alfonsín dejaba fluir a los mercados como lo hicieron en Europa y como todo gobierno socialdemócrata hará, son la cara amable (a veces) del capitalismo.

Dos fragmentos periodísticos ilustraban lo que sucedía.
 El que apostó al verde ganó un 77 por ciento en el mes.(…) A solo dos días de terminar el mes tanto el dólar como las acciones y las tasas de interés sobrepasarán ampliamente el índice inflacionario previsto (…). Pero los depositantes en los bancos habrán logrado apenas mantener el poder adquisitivo de su dinero ya que los rendimientos para pequeños ahorristas no pasaron del 18 % mensual. Los inversores medianos y grandes que se mueven con soltura en la Bolsa, los exportadores que reciben dólares en pago de sus productos y quienes pudieron cambiar sus australes a la verde divisa habrán sido los ganadores del mes. Página 12, 30 de marzo 1989. 
 “Dos muertos por bala de goma, más de 500 detenidos y 36 heridos -11 de ellos de bala- fue el saldo del estallido de violencia y los ataques a comercios y supermercados en Rosario. Mientras el gobierno decretaba el Estado de sitio por 30 días en todo el territorio nacional para evitar que el vandalismo se multiplicara, se supo que 239 personas fueron detenidas en la provincia de Buenos Aires tras los asaltos a negocios y supermercados en San Miguel y Quilmes.”
Ámbito financiero, 30 de mayo de 1989.
Carlos Menem, declaraba que los acontecimientos eran "la acción de agitadores profesionales que aprovechan la desesperación de la población", dándole pie al gobierno radical para que encarcelara a estudiantes, militantes sociales y dirigentes políticos, tal como sucedió.

Lejos de esa coyuntura hoy tenemos un gobierno que toma medidas, para que los mismos vivillos de siempre no se adueñen de tu salario. El año pasado 11% de la población hizo transacciones en dólares. Algunos con la necesidad de hacerse de un inmueble, otros para comprar otro bien, otros para viajar, no tengo nada contra ellos, al contrario. Si el mercado inmobiliario se desdolarizara otra sería la historia y no se verían obligados. A los otros leña.