lunes, 7 de julio de 2008

Modus Operandi de la Colisión Cívica


"Si no puedo ganar voy a ensuciar tu victoria"

Es así como la derecha neoliberal, representada por la Colisión Cívica, critica las "medidas de gobierno" mediante la descalificación artera y sin prueba de quien gobierna, y ahora, sembrando un manto de sospechas sobre los diputados que votaron por el Proyecto de la Mayoría.

Este modus operandi desnuda la ausencia de compromiso con la mejora o perfeccionamiento de las iniciativas de Gobierno (recordemos que una buena oposición es aquella que propone mejoras y no destruye e incendia las propuestas oficiales).

Como dignos herederos de una larga tradición gorila priorizan la destrucción del adversario como forma de imponer sus ideas. Fue así como esta gente proscribió al Justicialismo y avaló (al menos desde el silencio) las desapariciones primero y las represiones a manifestaciones populares luego.

El objetivo es claro: Debilitar al Gobierno para imponer posturas que lejos están de favorecer al desarrollo y progreso de la Nación, como son la renegociación de los bonos en default y la deuda con el Club de París que se haría con el beneplácito y, desde ya, con alguna que otra recetita del FMI.

Hoy la Agente Naranja pronostica huracanes y, en consecuencia, insta a que "el campo" vuelva a los cortes de rutas y al desabastecimiento, sin importar que los pequeños chacareros ya no pagan el 35% de retenciones como era hasta marzo, sino que pagan el 30%. Pedían volver a Marzo y se les terminó dando una rebaja...

Es esperable que, aún en el hipotético caso que se supere mañana este conflicto, vuelvan a los intentos desestabilizadores con cualquier otra excusa como la inflación, inseguridad, etc. etc.

Por todo esto debemos estar serenos y tratar de aportar nuestro granito de arena para enfrentar los embates de la UCD 2.0

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Con éxitos así, ¿quién necesita fracasos?

Los Kirchner cuentan hoy con mucho menos poder para resolver una crisis económica que se agudizó durante el conflicto con el campo. En la Cámara de Diputados quedó demostrado que Néstor Kirchner no controla el PJ: se quebró el bloque del partido y el fragmento que retuvo el ex presidente no alcanza para aprobar una ley. Desde la presidencia de la Corte y desde la jefatura del Senado, con modulaciones distintas, pusieron límites a la Casa Rosada.

La imagen negativa de Cristina Kirchner llegó a niveles inquietantes (75% en la Capital Federal, 77% en La Plata) y la positiva se derrumbó en áreas "subsidio-intensivas" como Berazategui y Avellaneda. La foto con la Presidenta fue un factor de derrota en Río Cuarto.

Llega el 9 de julio y el empresariado sigue sin firmar el Acuerdo del Bicentenario, mientras la CGT camina hacia la fractura de mañana: "¿No leyeron lo que pasa? ¿Quieren una foto con Kirchner, De Vido y Kunkel? Yo no", razonó Luis Barrionuevo delante del cuarteto que le propuso apoyar a Hugo Moyano.

Extramuros, la Presidenta sometió su política agropecuaria a la innecesaria consideración del Mercosur y provocó una derrota para la Argentina. Tampoco puede visitar España. Nunca nadie enojó a tantos en tan poco tiempo.

Mientras se erosiona el poder, la gestión energética hizo colapsar el mercado de combustibles. Hasta un "experto en mercados regulados" como Sebastián Eskenazi, de YPF, quedó enfrentado con Kirchner. Los presidentes de Shell y Esso importaron gasoil a pérdida porque un dictamen jurídico los alarmó con la posibilidad de quedar presos por la aplicación de la ley de abastecimiento. Hay 69 causas judiciales contra ellos.

Se prometen compensaciones al campo, pero el Tesoro dejó de pagar los subsidios a la generación eléctrica. Kirchner agrandó la incógnita fiscal: reveló que sin subir las retenciones no podría pagar la deuda que renegoció. Sin embargo, con las concesiones de trasnoche en Diputados, resignó casi todo lo que pensaba recaudar. Increíble balance para una guerra de 100 días. Salvo que se adhiera a la tesis que predominó en Olivos durante los festejos del sábado, cuando el dueño de casa gritaba "¡le ganamos a la oligarquía!".

La inflación es de alrededor del 30% y la inquietud financiera persiste: los expertos sospechan que, a la larga, no se saldrá de la encerrona por una vía clásica, sino a la venezolana, desdoblando el tipo de cambio.

El principal problema de la Argentina actual es que para enfrentar estas amenazas cuenta con un gobierno disminuido. Por eso, anteayer las asambleas de productores no repusieron los cortes de ruta. "Nos echarían la culpa de la falta de gasoil o de alimentos", explicó Alfredo De Angeli en Gualeguaychú. Pero advirtió: "A lo mejor vuelve la furia, porque no todos los chacareros conocen el chiste de que el Gobierno dejará de conceder el 31 de octubre lo que concedió anteayer". Ese plazo para las compensaciones es el mayor motivo de irritación. No habrá "escraches", pero circularán panfletos con los nombres de quienes convalidaron las retenciones. ¿Influirá en los senadores, esta semana? Como confesó el diputado Agustín Rossi a un amigo, "el drama no es si puedo aprobar la ley, sino si puedo volver a Rosario o debo empezar otra vida".

Aunque hay quien calcula que la oposición contará con 33 votos, el desafío del Senado es más cualitativo que numérico. Allí se sientan figuras decisivas en el proceso de fragmentación del peronismo. De Juan Carlos Romero a Carlos Reutemann, de Adolfo Rodríguez Saá a Hilda "Chiche" Duhalde.

Además, es la Cámara de Cobos. Un dato para ponderar el malestar de Cristina Kirchner con su vice: decidió no ir a Madrid para no dejarle la presidencia. Y todos saben lo que vale para ella un almuerzo con el rey.

Cobos espera una visita de Alberto Fernández en su despacho de la Casa Rosada para superar el trauma institucional. Persistiría, claro, la fisura con la UCR oficialista.

En el Senado será clave la conducta del radical rionegrino Pablo Verani, inspirado autor de la frase "lo que Kirchner necesita juntar no son votos, sino cerebros". ¿Entregará el suyo a cambio de la supuesta rebaja en las retenciones a la manzana, como hizo su correligionario Hugo Cuevas en Diputados?

Los dirigentes agropecuarios irán hoy al Senado con la aspiración de modificar algunas cláusulas de la ley. Por ejemplo, extender el vencimiento de octubre. O evitar que los reintegros queden en manos de la Oncca. Modificada, la iniciativa volvería a Diputados.

Anteayer, Kirchner volvió a demostrar que le gusta caminar por la cornisa. Ordenó a su bloque bajar al recinto sin votos y sin texto. El dictamen oficialista se fue modificando durante la noche, sin que la oposición hiciera un escándalo. Se negoció con la Federación Agraria de Eduardo Buzzi y con el ARI residual de Eduardo Macaluse. Pero las concesiones de Rossi no alcanzaron. El fantasma de la "borocotización", sobre todo si la denunciaba De Angeli, bloqueó cualquier entendimiento. Queda por desentrañar la enigmática abstención del fueguino Leonardo Gorbacz. ¿Impulsará Kirchner la ley de arrendamientos pactada con Buzzi y Macaluse? Para él sucedió lo peor: pagar sin contraprestación. Una "mexicaneada", diría el hampa.

La mayoría de anteayer se fue alcanzando durante la sesión. Los rionegrinos, adánicos, se dejaron seducir con manzanas. La bonaerense Mabel Müller, con un telefonazo del marido. El ex diputado Oscar Rodríguez volvió de Montevideo, donde está empleado por la SIDE, y doblegó a su esposa. Ella, que había convencido a otros de ir contra el Gobierno, cambió de bando entre sollozos.

La pérdida del control de la Cámara de Diputados, que Kirchner vislumbró anteayer, tiene como trasfondo la dispersión que desató en el PJ el conflicto agropecuario. Su escenario principal es la provincia de Buenos Aires, a la que el Gobierno confía su suerte para las elecciones de 2009.

Allí, el balance de poder está cambiando. Como otrora con Antonio Cafiero, Carlos Menem, Carlos Ruckauf y Eduardo Duhalde, la primicia de la virazón la dio Felipe Solá, quien mira a la gobernación atado de nuevo al campo. Los intendentes Juan José Mussi (Berazategui), Raúl Otacehé (Merlo), Pablo Bruera (La Plata), Jorge Rossi (Lomas de Zamora), Baldomero Alvarez (Avellaneda) y Darío Díaz Pérez (Lanús), entre otros, cavan túneles hacia Eduardo Duhalde. Hugo Curto (Tres de Febrero) propuso a un colega: "Seré el que apaga la luz". Al ex presidente de la Cámara Alberto Balestrini (La Matanza) el viernes pasado le pidieron que, como Eduardo Caamaño -al servicio de De Vido-, ayude a disciplinar a los diputados. Se fue a su casa. Los caudillejos del conurbano buscan negociar con el duhaldismo las concejalías del PJ opositor.

Pero el problema mayor de los Kirchner en la provincia es otro. La corrosión de su base electoral afecta, además de su presente, su futuro. Daniel Scioli, que podría ofrecerles una sucesión solidaria y ordenada, quedó atrapado en la red de la obediencia y se arrastra también en la caída.

Rob Rufino dijo...

Se viene el fin del mundo!!!


Dejensé de pavadas haganmé el favor!!

Rob Rufino dijo...

Queda por liquidar UNA COSECHA RECORD A PRECIO RECORD.

Eso significa el ingreso al país de miles de millones de dólares.

En ese contexto, aunque les pese, LA ECONOMIA ARGENTINA ES SOLIDA.

Como dijo De Angeli anoche, ya no luchamos por las retenciones (si los pequeños productores no tienen excusas porque ahora pagan menos que en marzo) sino por las economías regionales... Más claro echale agua!!!

Aunque se hubiese abolido el régimen de retenciones igual hubiesen protestado, porque lo que buscan es desestabilizar...

Sigan intentando!!!

sin dioses dijo...

Anonimo la ruptura del PJ, era algo evidente antes o despues de la crisis. A mi entender no me parece algo desastrozo sino auspicioso.
La imagen negativa de cristina... bla bla..
Muy bueno lo de Barrionuevo, seriedad por favor.
Con la crisis energetica, se adquirieron 11 generadores electricos. Busque la informacion.
Esta nota la escribio Pagni, le voy a decir que a mi entender, cada vez que estos muchachos de la fundacion libertad, se ofuscan yo me pongo contento.
La inflacion es alta, pero ni por asomo se llega a ese numero, la diferencia son 10 a 7 puntos, no es un dato menor. (Ferreres, ALtamira).
Yo no soy del PJ, ni creo que lo sea nunca, pero le digo q a Felipe Sola lo prefiero bien lejos, el fue el principal promotor de la sojizacion del pais.
Reutemann a mi entender mas lejos, para mi tiene que estar preso mas que como senador, ya tiene abierta una comision investigadora en Camara de Diputados de Santa Fe, ¿este no sera un manotazo de ahogado?
¿Si en vez de repetir, elabora una idea?
Por ultimo porque en vez de postear un escrito como suyo, ¿no pone las fuentes?

Anónimo dijo...

El dia que el oficialismo sea capaz de organizar una pueblada como la que se vio en Rosario, (o como las que organizaba Peron) alli entonces creere en la fuerza del kirchnerismo. Pero nada de sanguches de mortadela, planes sociales, o Coca Cola.

Por favor estos son unos trogloditas. Terminemos de una vez con el mito del peronismo.

Anónimo dijo...

AL FINAL DEL DIA, EL PROBLEMA ES FISCAL

Por la mañana, el gobierno de la presidenta Kirchner nos informa que la inflación para los consumidores tiene un sesgo descendente y ronda 8,5%-9% anual. Por la tarde, que “la culpa de la inflación” es de los especuladores, el campo, los desestabilizadores que atacan a los pobres en la Argentina. Por la noche, se firma algún “acuerdo” con supermercadistas, o fabricantes de productos diversos, para “mantener los precios bajos, como hasta ahora”. Resulta difícil entender cómo, si la inflación baja, alguien tiene “la culpa”. Y cómo, pese a los acuerdos, controles, impuestos, la inflación es alta y alguien tiene la culpa.

Al otro día, también por la mañana, el dólar alto es el “corazón” de la política oficial, y no hacemos como Brasil, “que revalúa el real y perjudica a su industria”. Por la tarde, el BCRA, tratando de frenar la salida de dólares, deja que baje a $ 3,05, para “combatir la inflación, y terminar con la especulación”.

Lo mismo sucede con los impuestos a la exportación, en su versión “móvil”. En el inicio del conflicto, su objetivo era proteger el precio de los alimentos de los “pobres”. Después, la forma de financiar “hospitales y rutas”. Finalmente, según el discurso de Néstor, serán necesarios para pagar las obligaciones externas. En el medio, la Presidenta le asignó a la “timba” el incremento de los alimentos y los combustibles. Cuando, unas semanas atrás, la responsabilidad de dichos aumentos era el paro del campo. Y agregaré un poco más de confusión.

Aunque en el último año, la “inflación de alimentos” en el país hubiera sido cercana a cero, la inflación, bien medida, no hubiera bajado del 15%. No es el 25%-30% actual, pero es bastante. De manera que el problema de la inflación argentina habrá que buscarlo en otro lado, principalmente en la política fiscal y salarial, desbordada en 2007 y sostenida en niveles altos en 2008. Paradójicamente, una parte importante del gasto se destina a subsidiar los precios de la energía y de ciertos alimentos, “para que no haya inflación”. Pero, para financiar ese incremento del gasto que permite “aislar” los precios internacionales y “tener precios argentinos”, hace falta recaudar más. Y ese recaudar más es el impuesto inflacionario, y los impuestos a la exportación. Dicho de otro modo, para financiar los subsidios a la clase media y alta de los precios de la energía, se recauda el impuesto inflacionario (que pagan mayoritariamente los pobres). ¡Eso es ser “progre”! Pero, además, seamos justos, se intenta recaudar más impuestos a la exportación, de la “oligarquía terrateniente sojera”. Para ello, el Gobierno diseñó un impuesto creciente a los ingresos extraordinarios (no a las ganancias extraordinarias, porque no toma en cuenta el incremento de los costos). Como para muchos productores este impuesto, al ser a los ingresos y no a las ganancias, se termina apropiando de una parte muy importante de las utilidades, surgió el conflicto.

Una regla básica de la buena administración indica que, si los ingresos son extraordinarios, lo mejor es no comprometerse a gastarlos: por la estructura del gasto público, en todo el mundo, los ingresos extraordinarios pasan, pero los gastos quedan. Usarlos en construir escuelas o caminos, o aumentar a los jubilados, o reducir otros impuestos, es peligroso: cuando se acaben, no habrá para financiar el nuevo gasto. Con ingresos extraordinarios, lo mejor es ahorrarlos, cancelar deuda, pero no gastarlos.

Por el contrario, si este cambio de precios relativos a favor de la energía y los alimentos está para quedarse, no tiene sentido intentar “aislar” los precios locales, dado que la factura se hará cada vez más cara, se gastará, producirá, invertirá, sobre precios ficticios, y se desaprovechará la gran oportunidad de tener precios relativos internos que maximicen la producción y el crecimiento.

Como siempre, la realidad “está en el medio”. Una parte del aumento de precios es estructural, y habría que aceptarla. Otra parece extraordinaria y habría que ahorrarla. Pero el Gobierno definió el gasto presente y el futuro en función de precios “plenos”, con el componente permanente y el transitorio. Por eso estamos al borde de una crisis. Para financiar el gasto, o se apropia de una parte importante de la mejora de precios, ordinaria y extraordinaria (sin contemplar los aumentos de costos), o mira a otros sectores para cobrarles más impuestos. O recauda más con la inflación.

Como siempre, en la Argentina, al final de la historia, ¡es la política fiscal, estúpido!

falc dijo...

anonimo, dejá de despreciar a la gente que llenó la Plaza de Mayo. Siempre con el mismo discursito pedorro del chori y la coca. Siempre ninguneando.

Anónimo dijo...

El choripan nuestro de cada dia...

Gracias al Tuerto y a la jermu

Si Cristina (K) muriera, seria montonera.
Esto es una conclusion logica, pues : Si Evita viviera, seria montonera...Y para eso necesito morirse.
Cristina no puede ser mas que Evita, por eso necesitaria morirse para ser montonera...si viviera.

Politico Aficionado dijo...

Ladran Sancho, señal de que hay perros.
¿Quieren llevarse a Barrionuevo, Menem y los Rodríguez Saa a su coalición cívica libertadora? No saben el favor que nos hacen.

viejitomatias dijo...

Ayyy,anónimo,pensar que te mataste escribiendo futurología y ahora estamos en febrero y la imágen de Cristina PUM para arriba otra vez
y Nestor arriba.
La crisis internacional nos va a pegar menos que a muchos paises y
ya ves que todo lo pronosticados por los gurúes (como dice Cris),solo han sido "errores de pronóstico".

El barco no se hundió ni se hundirá.