martes, 23 de septiembre de 2008

Binner, agachada y gambeta

La idea inicial del gobierno santafesino, era la siguiente, una reforma tributaria que implicaba aumento al inmobiliario rural, vía revalúo, achicando la brecha entre el valor fiscal de un campo promedio: de 45 veces mas bajo del valor real a un valor 33 veces más bajo de lo que impone el mercado aproximadamente.

Como con la 125, el gobernador sufrió un amotinamiento campero en Casilda, y el gobernador (¿) socialista, reculó y agachó.

La idea del revaluó campero quedo atrás. Lo que acordaron fue incrementar la cuota del inmobiliario rural, y una segmentación de muy difícil o nula ejecución que apunta a "personalizar" el tributo, aquel que posee más de un campo se le sumarían sus tierras como si se tratara de una sola unidad económica y sería categorizado en base a la totalidad de la superficie, por lo que proporcionalmente se propondrá que pague más que por cada uno de sus terrenos en forma individual. En la práctica, esta "progresividad" es inaplicable, ya que requiere de una serie de entrecruzamiento de datos que demandarán tiempo hasta que pueda realmente efectivizarse. ¿Se harán alguna vez? Lo dudo.

El revalúo del inmobiliario rural, implicaba que la patria sojera debía pagar más en términos de inmobiliario rural pero también en concepto de impuestos nacionales, como el que se aplica sobre los bienes personales. La gambeta al fisco nacional, fue la acción conjunta del gobierno provincial y las entidades agrarias.

Cada vez que el gobernador salga a hablar de coparticipación, usted sabrá de qué se trata, que vengan los fondos, pero que no vayan nunca.

3 comentarios:

Goliardo dijo...

¿Que tirao Binner, que pensó, que "el mendigo a jornal fijo" Buzzi se iba acoplar a la patriada socialista?

que chambon!

Alérgico Alasoja dijo...

No sean injustos, es una forma de hacer socialismo familiar. Por ejemplo, ponele que papá sojero es propietario de un campo y además arrienda otros tres, pues bien... no vamos a tener todo bajo el mismo titular!, un campo será para mamá, otro para la nena (que estudia agronomía en Esperanza) y otro para el nene (que estudia veterinaria en Córdoba). Además papá está esperando que a alguno se le prenda la lamparita y traigan para acá la nueva ley italiana y así se divorcia legalmente de mamá y no tiene que pagar tanta ganancia. Para eso somos socialistas, aunque a las misas del piquete vamos a seguir yendo, porque ya se sabe, que la religión forma parte de nuestra patria, no?. Que lindo es ser socialistas caracho!

Anónimo dijo...

Ya le dije don sin Dioses, dele el ejemplo a los sojeros, pida que le aumenten el gas a valores reales así contribuye a disminuir el choclo de subsidios que paga el gobierno para mantener a una clase media en expansión, que según la presidenta llena los comedores, los shopping y que sin duda no necesita de esta dádiva gasista; entonces los gringos seguramente rojos de vergüenza van a aceptar pagar un impuesto inmobiliario inflado por inversores extrarurales, después de pagar retenciones, ganancias, imp. al cheque a la ganancia presunta, etc.