martes, 16 de septiembre de 2008

EL 137

Allá por la década del 70, con 8, 9 o 10 años, me sentía expectante por primera vez en mi vida ante un sorteo de navidad.

Es un montón de plata, decía la abuela Josefa.

El que lo gana, no trabaja mas en su vida, decía mi mamá, Nilda.

A esa edad, uno no tiene una real dimensión de semejante monto.

Bueno, a mi edad actual creo que tampoco.

Pero los días pasaban y el GRAN día se acercaba.

Y al fin llegó. El 137.

Salió el 137.

Ayer vino el tipo de la soda y me dijo que salía el 137, dijo la abuela.

Que tonta! Como no lo jugué!, dijo mi vieja.

Que suerte ése tipo, se sacó la grande. Ése no labura nunca mas.

Y en esos días no habían tantos canales de televisión, y mucho menos le íbamos a conocer la cara de ese afortunado. El 137.

El 137. El primer número "ganador" que recuerdo. El primer número "lindo" del que me acuerdo. Un número entrador, casi como por naturaleza.

El 137. Mas o menos 30 años después, después de mucha agua bajo el puente, después de mucho esperar, me dijeron:

- "Vos sos el amor mas lindo que tuve".

Me quedé helado. Con los ojos llorosos, embargado por la emoción, atiné a ver qué hora era.

La 1:37 pm.

Y se me vino a la mente ése número.

Me habré sacado la grande, pensé.

Ojalá.


5 comentarios:

cholo dijo...

Ya sabés Pipo,desafortunado en el juego...

Rob Rufino dijo...

Muy lindo!!!

Y bue, las chicas "del campo" tienen su encanto vio ;-)

Anónimo dijo...

Bello, sencillo y contundente como las cosas que valen de verdad.

Tagarna dijo...

A mí no me habría pasado, a esa hora ya estoy apoliyando hace rato... Muy lindo Pipo!

PIPO LANAR dijo...

Tagarna, 1:37 pm !!!!
De que laburas, de sereno?