martes, 18 de noviembre de 2008

Micky Vainilla escribe en Crítica (Parte III)

Crítica Digital lo hizo otra vez: después de su apoyo irrestricto a la intolerancia agrosojera, sus piquetes y sus escraches, el Osito Maipo recurrió en el fascismo-racismo, digno de sus lectores de San Isidro y su cruzada contra el mal kirchnerista: impulsor del choripán.

En una nota que podemos leer sobre un estudio de la antropóloga británica Joyce Tyldesley, que indagó sobre la vida de Cleopatra llegando a la conclusión que era negra y no se bañaba en leche, leemos textualmente en Crítica Digital:

"Tenía mentón prominente, nariz ganchuda, no se bañaba en leche, jamás se le presentó al emperador romano Julio César desenrollándose en una alfombra roja y menos aún se suicidó picada por una serpiente (más bien, a juzgar por sus rasgos, la serpiente habría muerto luego de picarla a ella). "

Micky Vainilla vive en Crítica Digital. Lanata cada vez cae mas bajo, ¿cúal es el límite?


Mas de Micky Vainilla en Crítica Digital


7 comentarios:

ElRuso dijo...

Che, no nos estamos yendo de mambo?
Decirle narigona a Cleopatra es facista-racista?

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Sin Dioses, sus posts tienen menos punch que los botines de Luciano Figueroa...

sin dioses dijo...

No es decirle narigona. "a juzgar por sus rasgos, la serpiente habría muerto luego de picarla a ella", ¿si eso no es racismo que es?

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Es un chiste, Sin Dioses. Un puro y silvestre chiste.

Verboamérica dijo...

...además es un comentario de bar... no da para escribirlo en un diario de papel.

Demóstenes dijo...

Well, I wonder... is Jorgito Lanata a beautiful man ?.
No lo puedo creer !.
Parece un comentario hecho por Valeria Mazza, con la diferencia que ella, pobrecita, es realmente hermosa y hace más de 25 años que todos a su alrededor no hace más que remarcarle lo hermosa que es.
Entonces, de su tonta cabecita fluiría naturalmente un comentario semejante, sin tan solo detenerse a pensar que estaba hablando de una Emperadora que dominó un imperio fenomenal.
Pero ese juicio de belleza emitido por un sapo recalcitrante, incapaz de dominar su instinto glotón, por favor, no hace más que demostrar lo equivocado que está.

Martìn dijo...

Esta vez voy a disentir.

Creo que al menos Lanata dejó por un momento en paz a los Kirchner y su vida privada y contó algo que puede tener relativa importancia. Al menos es mas edificante que hablar sobre la intimidad de Flor K.

Que sigan hablando de historia antigua.

Saludos.