viernes, 7 de noviembre de 2008

Sin autoridad moral

Este es un fragmento taquigráfico del trato de la ley de estatización de fondos de las AFJP. La que habla es la diputada por el Sí Ma. America Gonzalez, y lanza conceptos interesantes.

Voy a adelantar mi voto y el de mi bloque, y quiero empezar ratificando –me pondría de pie para hacerlo pero si lo hago no me van a escuchar- mi voto afirmativo para el artículo 1º. Este artículo lo voto a ciegas y pongo las dos manos en el fuego para eliminar lo más nefasto de la última década en la República Argentina, que ha sido la muerte indigna, sin poder recuperar su capacidad de vida y de vivir con dignidad, de muchos trabajadores en edad de jubilarse y sin edad de jubilarse por contingencias de muerte o invalidez.

Ello ocurrió porque le quitamos el compromiso a nuestra juventud, a nuestros trabajadores, a los hijos que ellos criaron y a los que les dieron un estudio. Esto sucedió porque hubo un sátrapa o un genocida que vino y dijo que en la Argentina había que crear un mercado de capitales, es decir, dinero fácil. Me refiero a Domingo Felipe Cavallo. Quiero aclarar que yo respeto, aunque no soy respetada, a aquellos que fueron elegidos por el partido de Domingo Felipe Cavallo y que son coherentes; los respeto mucho más que a aquellos otros que amparados en otros discursos suscribieron contratos con la mano y hoy los borran con el codo, con la rodilla, con el pie y con el cuerpo entero, dándole el discurso a la banca y mintiéndole al pueblo.

Cuando digo que apruebo esta norma solamente por lo que dice el artículo 1º es porque no quiero que le roben un segundo más a mis hijos. No quiero que le saquen a los trabajadores jubilados un solo centavo más. Aclaro que no estoy votando a este gobierno -soy oposición, no lo voté- sino que estoy aprobando una norma. Este gobierno fue elegido por el pueblo, al igual que yo, y tengo el derecho de votar un proyecto aun pudiendo disentir.

Como dije, estoy totalmente de acuerdo con este proyecto solamente por lo dice su artículo 1º, y voy a explicar por qué. Me dicen que este gobierno dio una opción, pero fue falsa. Yo voté a favor de la opción y lo haría de nuevo si tuviéramos la desgracia de tener que volver a votar. Si tengo personas presas, detenidas o secuestradas a las que les están haciendo daño, si tengo personas que se están suicidando, no les voy dar un arma sino que las voy a tratar de rescatar, ya se trate de una, de dos o de diez personas.

Digo que esa opción era falsa porque nunca creí en el derecho de opción. Siempre fue una mentira. Lo fue en 1994, cuando las personas no elegían. El silencio otorgaba la posibilidad de estar detenida por el resto de su vida dentro de un sistema de capitalización.

¿Qué pienso yo del sistema de capitalización? Que fue una falacia, nefasto, inconstitucional, una estafa y una mentira. ¿Por qué digo esto? Resulta que los trabajadores aportan al sistema que les vende espejitos de colores, como decían que les vendían a los indios cuando los españoles llegaron a América. Se les decía también con chicas muy bonitas, jóvenes y rozagantes que iban a obtener una jubilación, cuando la palabra no era la exacta. Nunca van a obtener nada, nunca fueron dueños de nada, nunca tuvieron derecho de propiedad de nada, nunca pudieron disponer de nada, y nunca pudieron decidir adónde iba su dinero. Sin embargo, se les decía que iban a tener una vejez fabulosa. Una vejez donde todos los viejitos –como me han escuchado muchas veces decir eran de pelitos blancos y de ojitos celestes. Un morocho sin un diente, ni por casualidad. Un alto de dos metros, feo y narigón, tampoco. Todos eran de estatura media. Eso sí: bien tostaditos, en lindos lugares y paseando.

Se dice que el sistema público no sirve para nada, que es una estafa, donde todos roban, donde nosotros somos una manga de inútiles porque no servimos para controlar a nadie. En realidad, no sé para qué nos elige el pueblo. Por eso pido al presidente de la Cámara que cancele el sueldo de todos los diputados, porque no podemos controlar, no sabemos hacerlo, no sabemos denunciar y no sabemos hacer nada de nada. No sé para qué estamos. Algunos hablan de dictadura. Por la prestación que le vamos a reconocer con esta ley, digo “le vamos” porque la voy a votar, y no soy ninguna estafadora ni ninguna señora que les descontó el 13 por ciento a los jubilados... (Aplausos.)

Sr. Presidente (Fellner).- La señora diputada Bullrich le solicita una interrupción. ¿Se la concede?

- No, señor presidente. No la conozco; no tiene mérito para estar en esta casa ni para interrumpirme. Se tiene que callar la boca, porque es una falsa, una estafadora, una persona que no merece estar en la banca de la democracia. (Aplausos.)

¡Que se calle! Ella regalaba el sistema privado. Me quería convencer, y tengo de testigo al señor diputado mandato cumplido Eduardo Santín, ahí sentado, que el sistema privado tenía que ser para todos. Tenía que aumentar la edad jubilatoria a las mujeres porque se lo pedía el Fondo, pero cuando Menem quiso hacerlo, ella estaba en el bloque y las mujeres se le pararon todas como lo puede atestiguar Graciela Camaño, ella dejó apoyado el traste en la banca, porque no se le animó a Menem. (Aplausos.)

Acá no puede hablar. La “piba” no tiene autoridad moral... (Aplausos.)

11 comentarios:

Anarkiko dijo...

Ojalá todos los políticos fueran tan coherentes y honestos como Veronica Benas...El país va a ir adelante cuando se terminen los fanáticos "PRO Y CONTRA" gobierno...Se tiene que terminar el cerrar los ojos y decir que SI, porque soy pro-gob como también no escuchar y decir directamente NO, porque soy contra-gob...
Yo disiento mucho con el gob pero en esta parada lo apoyo totalmente...El robo fué hecho en el 94!!!!
Saludos

tute cabrero dijo...

Perdon ¿No era Maria America Gonzales y no Veronica Benas?

Anónimo dijo...

Todavía no entiendo porque las mujeres se tiene que jubilar antes que los hombres, y con menos aportes.

sin dioses dijo...

Tute esa es la version taquigrafica que me llegó, Ma America Gonzalez se cuela en la alocucion.
Anonimo que hermosa concepcion del mundo sin palabras.

Diego F. dijo...

Impecable la argumentación de Benas, son personas como estas las que legitiman al congreso, tan invadido de cachivaches como "la piba" o Saadi entre otros impresentables (bueh, de hecho la rata es Senador). Por eso es que hay que votar a partidos alternativos y bajar la cantidad de colgados en las listas sábanas que se presentan por los partidos mayoritarios.
Abrazo

Brian dijo...

Si, votar a alternativos, pero que despues no voten con la Sociedad Rural, Diego.

Saludos

Brian dijo...

Sin Dioses

Debe haber un error, el discurso es de María América.

Saludos

Charlie Boyle dijo...

Sin dioses el discurso es correcto pero quién lo dijo es MAG no Verónica si querés te mando el diario de sesión que lo tengo

Juan de los Palotes Medrano dijo...

El nivel del discurso es paupérrimo.

Por ejemplo, no explica que la jubilación privada no funciona en la Argentina, porque el propio Estado no lo ha permitido.

En el 2001, Cavallo le enchufó bonos-basura a las AFJP (y por ende a los futuros jubilados), que nadie quería, y el Estado no tardó en defaultear.

En 2005, Lavagna obligó a las AFJP a aceptar el ruinoso canje propuesto (con una quita monumental), cagando nuevamente a los futuros jubilados.

Entre 2006 y 2008, y no contento con el choreo anterior, Moreno trampeó alevosamente los índices del INDEC, con el (explícito) propósito de pagar menos intereses a los tenedores de los bonos entregados en el canje del 2005 (en su mayoría, futuros jubilados).

Ergo, llenarse la boca puteando a las AFJP (que evidentemente tampoco funcionaron, pues siempre aceptaron mansamente que el Estado manoteara la plata de los jubilados), es de un cinismo tremendo, cuando es evidente que fue el propio Estado el responsable de boicotear el sistema.

A mi modo de ver, esta ley (que sin duda será aprobada) no hace otra cosa que blanquear una situación que ya venía de antes, pero que el Gobierno ha querido dejar expresamente aclarada para las generaciones futuras: EN LA ARGENTINA NO HAY LEY.

sin dioses dijo...

Charlie y demases tenian razon lo corregi. Busque fuentes. disculpenn mi equivoco

sin dioses dijo...

Juan si quiere le cobro el 33 por ciento de comision aun con rentabilidad negativa, y estara feliz.