domingo, 28 de diciembre de 2008

SANTOS INOCENTES

Las palabras de los necios, la ceguera de los sordos, el silencio ciego de los cómplices.

Las injusticias de la justicia, las políticas de los políticos, las libertades de los presos.

Las mentiras de los expertos, las verdades de los ignorantes, la desidia de la apatía.

La furiosa fe de los conversos, la furiosa fe, la fe.

Las letras que faltan al ahorcado, las que le faltarán siempre, las que el verdugo ha borrado.

El dos más dos son cuatro, su tiranía implacable, y así vamos sumando.

Los miles de muertos de ayer, los doscientos de hoy, los que vendrán mañana.

El principio del horror, la presencia del dolor, la ausencia de la inocencia.

Y el callado llanto de sus santos.

3 comentarios:

sin dioses dijo...

Mucho dolor pocho, mucho dolor, bombas en nombre de la paz, invasiones invocando el mismo nombre, detras de eso miseria, hambre y muerte.

Eva Row dijo...

Excelente

Cosas dichas dijo...

Es imposible no inspirar lagrimeando con sus post Cholo
Saludos