lunes, 12 de enero de 2009

Imaginate un clásico Israel vs Palestina...


Leyendo el post que Eva Row hizo sobre la relación entre judaísmo, sionismo e Israel me preguntaba que pensarían sobre eso los 4.000 heridos y los familiares de los 905 muertos que estos 15 días de bombardeos ocasionaron.

Cada bomba destruye la vida pero también los mejores sentimientos humanos. Que se puede esperar de esos pibes que ven cómo su ciudad, hogar y escuela son destruidas por ese enemigo milenario? Solo más odio y más violencia.

Estoy convencido que si ese odio (que es el caldo de cultivo del cual se aprovechan los fundamentalistas y los vendedores de armas) pudiera ser canalizado de otra manera, tal vez en algunas generaciones se podría lograr la ansiada paz.

Imaginate, por ejemplo, el ambiente que podría haber en un partido de fútbol entre palestinos e israelíes. Casi que puedo ver a un palestino agarrado del alambrado gritando su odio con la yugular a punto de estallar...

El fútbol es grande porque le permite a las sociedades tomarse esas revanchas. Quien piensa sino que la alegría que sentimos los argentinos por la victoria del 86 contra Inglaterra no incluía una cierta dosis de revanchismo malvinense?

El deporte, para ser más genérico, permite hacer catarsis. El hecho de que Israel juegue en las ligas europeas y no en las de Medio Oriente priva a sus vecinos de esa ansiada revancha.

Si Israel se integrara futbolísticamente a Medio Oriente y considerando el parecido de Palestina con La Matanza, como dice Manolo en esta nota, tal vez muchos de los que hoy siguen a Hamas pasen a ser barra bravas como los de Almirante Brown.

Es hora de pensar soluciones definitivas a los problemas de Medio Oriente. La guerra no es una opción. Por ello deben considerarse otros tipos de iniciativas que, como esta, parezcan a priori descabelladas.


5 comentarios:

José Luis dijo...

Rob, es tan descabellada que me encanta. Soy fan de Daniel Barenboim, no sólo por su exquisitez musical sino porque tiene gestos como el que proponés: hizo una orquesta sinfónica con muchachos y muchachas judíos y árabes.

Igual creo que el de Medio Oriente es un problema que -al menos hoy- no tiene salida definitiva.

Hay muchos muertos de los dos lados. El odio ya está en las fibras de los dos bandos, no es un atributo, es parte ya de su esencia.

Y, para colmo, Dios está en el medio, y ahí recontracagaste. El de cada uno, digo. Uno que dice "esta tierra me la dio Dios". Otro que dice "si extermino a todos estos perros infieles Alá va a estar chocho y Mahoma ni te cuento".

Si todos se hicieran ateos, si los ignorantes dejaran de serlo, verían que hay pocas cosas que los diferencian, que se puede encontrar un camino del medio, y que la mutua exterminación es, además de estúpida y criminal, inútil. Lo que se necesita es más humanismo, no más religión. Porque la razón SIEMPRE pierde cuando hay "revelaciones divinas" en juego.

Como dice Barenboim, "Yo no lucho por la paz, lo que puedo hacer es luchar contra la ignorancia".

Saludos,
JL

Gal- dijo...

Hay unos artículos que toman el tema con un alectura desde Medio oriente...

http://memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=countries&Area=iran&ID=SP145507

http://www.memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=archives&Area=ia&ID=IA35907

http://memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=archives&Area=sd&ID=SP37702

http://memri.org/bin/espanol/ultimasnoticias.cgi?ID=SD189708


http://memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=subjects&Area=antisemitism&ID=SP32802


http://memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=archives&Area=sd&ID=SP42202

Eva Row dijo...

hola sindioses, te quería contar que desde "judíos por los derechos humanos", que conducía Herman Schiller, estuvimos siempre cerca de los palestinos. En Buenos Aires, el Embajador Akel, el de Arafat, nos invitaba todo el tiempo y hacíamos charlas en conjunto, el diálogo era intenso y fructífero. Un día a Akel se le ocurrió cambiarle el nombre a una calle y ponerle Palestina, para que haya una esquina en la que se crucen ambas calles. Cuando lo logró hicimos un acto en esa esquina y hablaron tanto Schiller como Akel y nos fuimos todos a comer una pizza. Es una lástima que se tuvo que ir cuando ganó Hamas. Ya no tengo contacto.

Rob Rufino dijo...

Que pena que se haya perdido esa iniciativa Eva. Estoy convencido que los judíos de todo el mundo deberían ser más duros respecto a la política de DDHH del Estado de Israel.

Gracias por pasar.

Rob.

Angel Mosquito dijo...

siempre me parecio horrible que Israel juegue en europa.
Tu idea es impecable!

Yendo mas a lo concreto, hace un par de meses vi un programa en un canal de cable de programas "cientificos" una experiencia muy interesante que apuntaba a que dos chicos, uno israelí y uno palestino puedan verse y hablar y jugar. El programa y la expriencia fueron excelentes. Y creo que una de las soluciones es esa: para arreglar las cosas, hay que empezar por los chicos, que todavía no estan contaminados de odio. Esuna lastima como varios años despues, ves a los chicos ya adolescentes, sin haber continuado la experiencia y ya no sienten el cariño que sentian por su nuevo amigo años antes...en fin.