domingo, 24 de mayo de 2009

Crispación

... Por desgracia, esta prisa de la vida moderna hace tiempo se ha apoderado también de nuestro escaso ocio. Nuestra manera de gozar es apenas menos nerviosa y agotadora que el ejercicio de nuestro trabajo.

La consigna es: "Mucho y Pronto". De aquí resulta cada vez más diversión pero a su vez menos alegría. Quien haya presenciado alguna vez una gran fiesta en grandes urbes o asistido a los lugares de diversión conservará en su memoria la imagen dolorosa y abyecta de esos rostros febriles y crispados.


Extracto de Pequeñas Alegrías, Hermann Hesse (1899).

2 comentarios:

cholo dijo...

Todo a mil,todo a full,siempre.Y el simple goce de dejar pasar las horas?No es productivo,claro,es perder el tiempo.Y qué otra cosa tenemos para perder con tanto gusto?Nada,el tiempo está para perderlo y tratar de encontrarse uno en ´l.Sino,lo que queda es ir a tirarle huevos a algún candidato.
Abrazos

Martín LatinoameriKano dijo...

¡Durisimo! pero muy cierto.