jueves, 11 de junio de 2009

Declaración de Familiares y Detenidos por razones políticas de Santa Fe

En los últimos días, pero desde finales del año pasado, se han producido en el país y especialmente en nuestra provincia diferentes “escraches” realizados o fomentados por las organizaciones patronales del campo contra diferentes candidatos o dirigentes políticos kirchneristas como Jerónimo Vargas Aignasse, Julio de Vido, Patricia Vaca Narvaja, Carlos Kunkel, José María Díaz Bancalari , Daniel Scioli e incluso actores como son los casos de Raúl Rizzo y Juan Palomino, en nuestra provincia en varias oportunidades al Diputado Agustín Rossi; llegando incluso hasta la presidenta Cristina Fernández en la ciudad de Paraná y en una localidad de la provincia de Córdoba.

En primer lugar queremos aclarar que la modalidad del escrache fue llevada adelante por los organismos de derechos humanos como consecuencia de la denegación de justicia y la consagración de la impunidad sobre los crímenes cometidos durante el Terrorismo de Estado, delitos considerados de Lesa Humanidad, es decir crímenes contra la humanidad.

Esta construcción de la impunidad que cimentaron los gobiernos de la “democracia” a través de las leyes de la impunidad (Punto Final y Obediencia Debida) con Alfonsín, los indultos presidenciales con Menem y la denegación de la extradición a diversos tribunales internacionales, que reclamaban la comparencia de distintos genocidas, con De La Rúa y Duhalde; hizo que recurriéramos a los escraches como método de justicia ante la falta de ésta con los crímenes de los genocidas.

En segundo lugar queremos destacar que los escraches nunca significaron la agresión física a los genocidas sino la denuncia y el señalamiento de sus domicilios para que los vecinos conocieran quién vivía en su barrio y que delitos se le imputaban, en algunos casos se arrojó pintura roja sobre sus viviendas como una metáfora sobre sus crímenes sangrientos. Bajo la consigna SI NO HAY JUSTICIA HAY ESCRACHE llevamos adelante estas acciones para que fuera la sociedad la que condenara a los genocidas ya que la justicia no lo hacía.

Los organismos de derechos humanos hemos dado sobradas muestras de que jamás propiciamos justicia por mano propia ni venganza, nuestros más de treinta años de lucha son el mayor testimonio de la búsqueda permanente de caminos que nos permitieran juzgar los crímenes aberrantes cometidos por los genocidas contra todos los argentinos, siempre dentro de los marcos de la democracia y de las leyes.

Por eso ante estos hechos queremos expresar nuestro más enérgico repudio a quienes realizan estas agresiones físicas que no son llevadas adelante, además, precisamente no contra personas que han cometido crímenes contra la humanidad, sino contra aquellos que sólo piensan distinto. Que pensar diferente se convierta en un delito o transforme a las personas en blanco de una sanción o una agresión, lamentablemente en nuestro país, no es una novedad. Pero es precisamente por eso que nos preocupa enormemente que este tipo de hechos se naturalicen, justifiquen o no sean enérgicamente condenados por la sociedad en su conjunto ni por sus dirigentes, ya sean políticos, sociales o sindicales. Después de haber vivido los años del terrorismo de estado con sus Centros Clandestinos de Detención, sus Centros de Tortura y sus Centros de Exterminio, nuestra sociedad no puede permanecer indiferente cuando a disentir políticamente se lo intenta convertir en algo pasible de represión física.



NO SOMOS INGENUOS, estos hechos se dan al mismo tiempo y, en el caso de Reconquista, en el mismo lugar donde están siendo amenazados testigos, querellantes, abogados e incluso jueces, que están vinculados a los juicios a los genocidas. Es público y conocido que desde hace ya un tiempo, en especial desde que finalizó el conflicto del gobierno nacional con las entidades patronales del campo, que estas últimas han emprendido una serie de encuentros y charlas a lo largo y ancho del país “Seminarios de formación cívica”, a manera de una especie de escuela de cuadros, a cargo de personajes como Vicente Massot, el propio Hugo Biolcati, el consultor Felipe Noguera y del rabino Bergmann entre otros, todos ellos de incuestionable vinculación o simpatías con el terrorismo de estado, desde donde están diseñando una serie de estrategias y de acciones en contra del gobierno nacional. En el encuentro de Bahía Blanca por ejemplo el actual director de la Rural bahiense, el martillero Juan Roberto González Biocca, que no oculta su nostalgia por aquellos tiempos, expresó: “Estamos cansados de palabras por lo cual voy a ser muy breve”, “¡Estamos en democracia gracias a las Fuerzas Armadas que eliminaron a la subversión!”. La “paisanada” lo ovacionó.

Así tenemos por ejemplo que mientras en diálogos privados Biolcati repite que “hay que ganarles en octubre y empujarlos para que no terminen el mandato”; Jorge Chemes, ex titular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer), actual candidato a diputado en las listas del Acuerdo Cívico y Social y cercano a la Sociedad Rural Argentina y a CRA; expresa: “Como en la guerra, hay que ir matando a los de la primera fila. Hay que barrer a la mayoría, a la mugre, para después sí empezar a remar”, “hay que cortarles la mano a los Kirchner porque vienen por más”, “lo primero es el enemigo al que hay que matar”. En el caso del Diputado Rossi, según cuenta el periodista Lucas Carrasco: días antes se reunió la “Mesa de Enlace” de Reconquista para definir el “escrache” donde estaban presentes monseñor Ramón Dus y los presbíteros Armando Faccioli y Tomás Spángero, de la Iglesia Católica; los legisladores Pablo Zancada y Federico Pezz; los intendentes Jacinto Speranza (Reconquista) y Orfilio Marcón (Avellaneda); los presidentes comunales Sergio Ramseyer (Romang), Juan Chapero (Los Laureles) y Ángel Nóbile (La Sarita); el presidente del Concejo de Reconquista, Héctor Gregoret; además de los infaltables empresarios prósperos como Eduardo Abett, del Centro Industrial y Comercial del Litoral Norte; y José Suligoy, del Centro Industrial y Comercial de Malabrigo.

Existe además una cada vez más profusa cantidad de sitios de Internet donde se agrupan, y organizan acciones, distintos grupos de la derecha vernácula vinculados a los genocidas. En las mismas se pueden apreciar las distintas estrategias y tácticas que se van dando con el objetivo de evitar el desarrollo de los juicios y la condena de los genocidas dilatando el proceso a la espera de un cambio en la coyuntura política nacional que les sea más beneficiosa, léase que el “kirchnerismo” sea desplazado.

Hay investigaciones periodísticas que sostienen que una de estas estrategias de los grupos conservadores que se nuclean alrededor de las entidades patronales del campo consistiría en un armado de territorio rural que aspira al modelo boliviano. Dejar al kirchnerismo “en zona de exclusión” es uno de los objetivos que más se repiten en los blogs rurales. En ese sentido estos “escraches” se abren en dos líneas: la que lleva a los ruralistas a acosar a los dirigentes kirchneristas y la que intenta ahora, con más énfasis, impedir que los candidatos kirchneristas, los ministros y hasta la Presidenta recorran el interior del país. En este sentido y, atando cabos, no habría que olvidarse de la participación de militares carapintadas argentinos en los comandos que en la hermana república de Bolivia pretendían llevar adelante un magnicidio, asesinando a Evo Morales y su vicepresidente, y que fue en parte desbaratada, ni la identificación y solidaridad de la juventud cruceñista y los líderes de la “Media Luna” boliviana con la mesa de enlace durante el conflicto por la 125. No es casual tampoco las reuniones internacionales de la derecha mundial el año pasado en la ciudad de Rosario y ahora en Venezuela, donde se dieron cita bajo la tutela de los Vargas Llosa, unos cuantos dirigentes de la oposición de nuestro país.

Ninguno de estos hechos es casual ni producto de la espontaneidad de algunos actores sociales enardecidos, supuestamente autoconvocados, son parte de una planificación minuciosamente orquestada e impulsada por los grupos de poder económicos concentrados que saben que no pueden recurrir, en este contexto, al terrorismo de estado como lo han hecho en el pasado, pero que para buscar el mismo objetivo de mantenerse en el poder para defender sus riquezas y sus privilegios de clase, desarrollan otros métodos y técnicas. Hoy usan sobre todo los medios masivos de comunicación, como herramienta de poder, crean un clima de miedo en la sociedad a través de machacar constantemente sobre la inseguridad y el aumento del delito por ejemplo, donde el enemigo siempre es el pobre, creando un clima social enrarecido que genera hechos como el recientemente vivido entre los vecinos del barrio de Villa Giardino y los pobladores de un asentamiento vecino en el gran Buenos Aires.

Recurren a lo que ahora suele titularse “golpes suaves”, pero que en realidad son guerras desatadas contra los pueblos a partir del engaño, falacias, doble discurso, la mentira lisa y llana que incluye hasta asesinatos y planes siniestros para buscar por todas las maneras posibles torcer la voluntad de los pueblos e impedir su capacidad de organización, de unidad y de triunfo en pos de la edificación de sociedades mas justas.


Por todo esto es que llamamos a todos aquellos ciudadanos democráticos que en algún momento hicieron suyo el Nunca Más a expresar su más repudio a estas actitudes violentas que abren la puerta para que vuelva el pasado. Porque si hoy se tolera con el silencio a aquellos que agreden a otro porque piensa distinto, estaremos habilitando a que mañana repriman al que reclama por su salario o al desocupado que pide trabajo o a todos aquellos que queremos UN PAÍS PARA TODOS.



Marcelo Villar Elsa Ramos
FAMILIARES DE DESAPARECIDOS Y DETENIDOS
POR RAZONES POLÍTICAS DE SANTA FE

9 comentarios:

Demóstenes dijo...

Más claro imposible !
Hoy más que nunca, NUNCA MAS !

D-M-T

Gustavo dijo...

Claro y preciso...jamás se agredió físicamente a esas lacras ¿igual que los agrogarcas no?

cholo dijo...

NUNCA MÄS!!!

viejitomatias dijo...

Tal cual.
NUNCA MAS!

Martín LatinoameriKano dijo...

Bien, duro y parejo.

Gustavo dijo...

¿¿Que pasa que la "gente linda" no comenta esta noticia?? ¿¿temen quedar en evidencia??

Anónimo dijo...

aguante biolcattiiiiiiiiiiiiiiiiiii

viejitomatias dijo...

Si,anónimo,alentalo mucho porque va a tener que aguantar cada cosas!
Saludos.

johnny monsanto dijo...

Pensar que esos ciudadanos de derecha recalcitante vinculados a los genocidas en su gran mayoria votaron a estos delincuentes.