domingo, 19 de julio de 2009

Clases de periodismo y política

    Ella sabe que es mejor criticando que haciendo.

    Sirve como legisladora porque le gusta armar bardo.

    Diva, caprichosa, fanática, egocéntrica, prejuiciosa, autoritaria.

    Es imposible no quererla.

Más clases sobre el amor de Fontevecchia a Carrió aca.

Otro chisme: Lee Rambletamble.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sería interesante la participacion de algún sicologo que explique como un sicópata logra convencer que su discurso es normal y coherente
Es evidente que existe un tipo de identificación con ella, algun prejuicio sin confesar, o bien la vota para no hacerse responsable de sus errores y así recae en otra persona cuando viene la crisis de dejar en manos de estas personas el destino de un pais.
Comparar Menem con Nestor no se en que sentido, mas bien Macri es igual a Menem.¡ Como puede reconocer la locura de Menem y no ve la de Carrió, esto es incoherente.

QueKretinos LosK dijo...

Es cierto, decir que Kirchner es como Menem es una aberración, decir que este es un gobierno progresista también. Las bases fundamentales del modelo neo liberal no se han tocado, sin desconocer la importancia de lo hecho.