lunes, 3 de agosto de 2009

Otra del amigo Bielsa

[cosidoy-bielsa-piumato.jpg]

El 24 de marzo pasado, las entidades de Derechos Humanos de la provincia, (Madres de Plaza 25 de Mayo, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos e H.I.J.O.S, entre otros) firmaron un documento conjunto donde pedían el juicio político de la Jueza Laura Inés Cosidoy, por el desempeño asumido durante la dictadura militar y por su amistad manifiesta que supo tener y tiene con el asesino de Galtieri.

Días pasados el Secretario de Derechos Humanos, Julio Piumato, denunciaba a la Jueza, que en ese entonces era defensora oficial diciendo que: "les pedía a los detenidos que se quiebren" y que "de esa manera ella podía interceder ante su amigo (general Leopoldo) Galtieri, con quien cenaba seguido".

La jueza declaró: "En verdad tuve problemas con defendidas mías, al llevarles el mensaje de sus familias para que firmaran algo dentro de la cárcel, para sacarlas del grupo 1 al grupo 3, porque así lograban dejar de estar a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Era un nexo con esas familias. Hubo quienes aceptaron y firmaron un reconocimiento y pasaron al grupo 3, y pasaron a estar más libres en sus movimientos, no recuerdo bien, y otras que tuvieron enfrentamientos conmigo diciéndome que le transmitiera a la familia que no iban a hacerlo”.

Adelantándose a los hechos, y para desacreditar los dichos de las entidades de Derechos Humanos y al propio Piumato, apareció el gran Rafael, ex funcionario en la Comisión de Ordenamiento Legislativo bajo las órdenes del General Albano Harguindeguy, defendiendo a la magistrada cuestionada, declaró: “Cosidoy me salvó la vida”. A lo que agregó: “como yo trabajaba en la justicia federal y sabía lo que significaba que a uno lo dejaran frente a una comisaría, llamé a la doctora Laura Inés Cosidoy y ella me acompañó al Comando del II Cuerpo de Ejército”.

Una amiga y defensora de Galtieri, con alguien que luego fue funcionario de Viola, defendiéndose entre ambos. ¿No resulta un poco raro?

Dicen que una mano lava la otra y la otra al culo, a Bielsa, a Cosidoy o a los dos. No se, opinen ustedes.

2 comentarios:

manuel el coronel dijo...

La verdad que es una buena patada en los huevos para uno. Mire por donde se mire.

P dijo...

La vida es esto. Prestémosle atención a los
detalles. Al calorcito humeante del pis, a sacar la basura, a viajar apretados
en colectivo. Si no disfrutamos eso, ¿qué nos queda?