viernes, 6 de noviembre de 2009

Ataques reiterados a la libertad de prensa



Como es sabido, toda reivindicación obrera y salarial es un golpe funesto a la libertad de prensa. Por dicha razón están prohibidas las asambleas de trabajadores en el Gran Diario Argentino, para bien de la sociedad toda.

Anteayer ciertos inadaptados sociales, solicitaron al grupo Clarín – La Nación, una equiparación salarial, y que esos negritos sean reconocidos como trabajadores sindicalizados, con obra social y con derecho a vacaciones pagas.

Gente honrada, como Morales Solá, que supo ganarse condecoraciones de prohombres de la patria como Antonio Domingo Bussi, repudiaron la medida, ellos, tienen muy en claro lo que es la libertad de prensa: avalar torturas, desapariciones, y asesinatos de embarazadas. Estimado lector, dígame usted si esto no es libertad de prensa.

Mariano Martín, escritor ad-honorem de Clarín, que usa una PC (perdón por el nombre), en Crítica Digital, puede dar cuenta de ello con una nota excelsa, llena de metáforas y de letras acusatorias K. No me dejará mentir, señor lector: debe saber muy bien que esta letra solo es compatible con la maldad, el resentimiento, y el odio. No es por nada, pero Kilogramo y Kapanga llevan la misma letra, e hinchas furiosos y de Rosario Central cantan “vamos la aKadé” como así lo hiciera Fontanarrosa y Olmedo, hombres chabacanos y comunistas, que sólo empleaban malas palabras y seguramente estarían de acuerdo con el casamiento homosexual. En pocas palabras son todos putos.

Volviendo a los hechos, Los sucios, feos y malos del grupo de Moyano, son una espada de Damocles, a la prensa libre, no así las declaraciones de la limpia, perfecta y ponderada Lilita Grandiosa Carrió, que como Adepa, no avala el estudio de ADN, de esos hijitos, que como sus padres y Juana de Arco, merecían morir en la hoguera.

Estamos entrando al punto nodal. ¿Que se cree ese Pablo Llonto, que habla de esos niños que anotó la Noble Ernestina con el apellido del esposo, cuando este, había muerto hace dos años atrás? ¿No tiene derecho alguien anotar a unos pibitos, que entregó algún general, 2, 3 o quizás 20 años antes de que uno comparta cosas con ellos? Seguro que los que se oponen, son los mismos que se oponían al llamado al fuego que hiciera Monseñor Bonamín en su tiempo y por lo tanto a la obra de la Iglesia, fuente de toda verdad y justicia.

Todos los que defendemos a la verdadera prensa independiente sabemos que Clarín y la sacrosanta institución son una misma cosa, y nadie, pero nadie, puede desmentir sus verdades absolutas:
¿Quién no tuvo dos o tres resurrecciones en un año? ¿O quizás llamados de algún arcángel Gabriel, que avisó justo a tiempo, que quedaste embarazada? ¿Quién no se creyó el título “La Crisis causó 2 muertos”? ¿Quién no disfrutó del Megacanje de la deuda? Si a usted no le pasaron estas cosas, si no disfrutó, o simplemente no creyó: Miente.

Por lo tanto hablar de hijos apropiados y en contra de la iglesia, es el segundo ataque a la libertad de prensa y debe ser repudiado por todas las fuerzas morales de la nación.

Vamos por el tercero: Gran movida en Rosario, para festejar el día del canillita el día 7 del corriente mes, en conmemoración a la fecha de muerte de Florencio Sánchez, con lo cual un par (y sólo un par) de prohombres venderán periódicos, el resto de los trabajadores de diarios y revistas festejará su día, y así se plegarán a un nuevo ataque a las libertades individuales y republicanas. Ojalá sepa Dios, Bergoglio y el Rabino Bergman, atacar a estos subversivos que tan poco hacen por la concordia nacional y el amor entre las personas.

Pero Sin Dioses no se queda con lo primero que le dicen: estuvo investigando y parece ser que el festejo de los canillitas, en nombre de Florencio Sánchez es una vil mentira.
Desde este humilde lugar, suscribo y afirmo, que el festejo que llevarán a cabo esas personas ajenas al sentir nacional, sólo se debe al nacimiento de San Rob Rufino que inaugurará sus primeros 42 años. Por lo tanto el equipo de Catanpeist se trasladará a Bombinhas, al sur de la ciudad de la Bandera, donde un embaucador de masa y muzzarella llamado Pipo Lanar, docente y abridor de hornos recibirá a cierta gentuza, que seguramente cantará la marcha peronista, ante un barrio horrorizado que reclama todos los días libertad, libertad y libertad.

7 comentarios:

68 y contando dijo...

Solo una observación:Tengan piedad de Clarín, su pecado es haber sido un poquititito menos reaccionario que La Nazión, La Prensa, etc, etc (en otra época, me refiero), con lo que el medio pelo lo prefirió (hasta yo lo compraba cada vez que me cerraban uno, como Compañero, La Opinión, el de Sapag, que mi alzehimer se niega a recordar, etc)
Hoy a vuelto al redil, ya no es menos, pero tampoco mas que sus preclaros congéneres, que no merecen nuestro olvido ¡Puteenlos mas parejo, sin discriminar!

normalista dijo...

No tiene nada que ver con el post... Todavía me estoy riendo de cómo Carla Czudnowsky en 6-7-8 llamó a Novaresio: el Smithers de Grondona. Buenisimo...

Diego E. dijo...

68:
Creo que la diferencia entre Clarin y La Nación (que hoy están unidos por paquetes accionarios y hasta relaciones familiares) va más allá de lo "menos reaccionario" que pudiera ser el diario de los Mitre.

La Nación siempre se definió a sí mismo como "tribuna de doctrina". Es el vocero de facto de lo más reaccionario de la derecha argentina. Cuestionarlo, es casi como cuestionar a la revista Cabildo: sí, es infumable, da náuseas, pero es lo que es y lo que dice ser. No lo oculta.

Clarín, y todo su conglomerado mediático, en cambio, habla de "periodismo independiente". Se atreve a hablar de "la verdad", se erige en vocero de la opinión de "la gente", y hasta se ofenden cuando, desde lo que es casi un purismo académico, se le dice que los medios no reflejan, y no pueden reflejar, la realidad.

Clarín es un lobo con una piel de cordero hecha jirones, pero que sigue mostrando como si nadie pudiera ver los secretos -ya no tan secretos- que ocultan.

Rob Rufino (las segundas partes nunca fueron buenas) dijo...

snif, snif

Lucas Carrasco dijo...

Felíz cumpleaños, che!!!

Udi dijo...

¡Feliz Cumpleaños, Rob! (No lo hacía tan mayor, mire)

Rob Rufino (las segundas partes nunca fueron buenas) dijo...

Gracias Gente!!!