viernes, 18 de diciembre de 2009

Te cambio un Kosteki por un Pocho Lepratti

El conglomerado mediático de Canal 3, Radio y Rosario3, con sus dos periodistas estrellas le abren la puerta para que Chucky y a su marido se explayen con fluidez de política argentina. Un verdadero acto de servicio… patronal.

El lunes de esta semana, Alberto Lotuf, locutor oficial (o ex) del municipio socialista, acreedor del premio Santa Clara de Asís, otorgado por la Liga de Madres de Familia, (que no incluye a las madres golpeadas y menos a las de los premiados) utilizó 30 minutos de su programa para explayarse en los temas que más le interesa al país: Como recuperar la tasa de ganancia que el bañero organizó para la gran burguesía argentina, logrando equiparar a nuestro país con Namibia en tasas de pobreza e indigencia. Lo demás es conocido, la huida con los crímenes de Kosteki y Santillán, que el monopolio no pudo frenar con la tapa “La crisis causó dos muertos”.

Volviendo a Rosario, parece ser que el grupo mediático local, antes encantadísimo por el neorepublicanismo de Binner, sintieron como una traición muy fuerte la promulgación de la ley de medios, ahora andan perdidos y a los tumbos andan en la búsqueda de impresentables.

Y en esta búsqueda infructuosa, le llegó el turno a la Chucky, bendecida por Luisito Novaresio, ese hombre gris, que supo acompañar al demócrata Mariano Grondona, cabe aclarar que Luis no fue expulsado por opinar a favor de la ley de ADN, como se comenta por ahí, sino porque el profesor del Canal 26, intentó rebajarle el sueldo a la mitad, es decir unos 2000 pesos por mes, por la aparición en los 4 programas mensuales, donde Biolcatti es ungido como el padre de la verdad y la justicia. Luisito con calculadora en mano se dio cuentas que iba para atrás, y abandonó el puesto de ladero del escriba de proclamas militares, entonces el abogado que oficia como director de noticias de Radio2, le dejó el lugar a algún opinante de La Nación. Hoy en día pensar que Grondona y Novaresio tienen diferencias es de una ingenuidad sin límites. Ellos están en el eterno juego de policía bueno - polícía malo.

Novaresio que trabaja de periodista, pero que en realidad es abogado, siempre hizo el papel de republicano, pero se ve que la presencia avasalladora de la Chucky lo amilanó, y el amigo de las señoras entradas en años de Rosario, por un buen rato se olvidó de los fondos del conurbano, del vice de Menem y de las drogas que maneja la política, que tanto mencionaba en sus programas. Ahora Chucky es la ex dama presidencial de un gobierno decente, ofreciéndole a la lomense el lugar que más le gust: el de opinadora compulsiva, algo así como una Mirtha Legrand, un poco más fascista, lo que en realidad es todo un logro que lo consiga.

Entonces vino la parte sustancial, Hilda Chiche ofreció la cabeza de su marido si el inefable ex corredor de fórmula 1 se ungía como candidato a presidente. Casi en un juego macabro de figuritas, donde se intercambian un Kosteki por un Pocho Lepratti, no mucho más que eso.

6 comentarios:

Tito dijo...

Es que para un inundador no hay nada mejor que un bañero.

manuel el coronel dijo...

Excelente compañero, realmente excelente. Y gracias por el dato. Era difícil creer que Rajoy Novaresio se haya ido por discentir con Grondona...

Espectacular comentario Tito...

Anónimo dijo...

el de la foto es Darío Santillán, no Maxi Kosteki.
Si van a usar a los muertos para hacer política (porque es evidente que ideas no tienen), al menos no se euivoquen de martir.

Sin Dioses dijo...

Anónimo para el caso es lo mismo, a Santillán lo nombro en el post, No quería poner una foto de Kosteki fusilado, los prefiero así sonriendo, como me los imagino en la vida. Gracias por pasar.

Silvia Ca dijo...

excelente. gracias.
los asesinos olvidan...nosotros no

Martín (Latino) dijo...

Muy bueno.