jueves, 21 de enero de 2010

El modelo neoliberal al palo




 
En estas dos noticias que compartimos, se puede ver con absoluta claridad los aciertos de las políticas cipayas de la derecha latinoamericana.

México, es tal vez, el alumno más aplicado en lo que respecta a las enseñanzas de Milton Friedman.

Luego de décadas de políticas neoliberales hoy se encuentra integrado al mundo a través de tratados de libre comercio firmados con casi todos los bloques económicos, tratados de protección de inversiones y de patentes, índice de riesgo país microscópico pero, así y todo (vaya paradoja!!!), el fruto de la riqueza de su suelo (en este caso el petróleo) se exporta para luego tener que importar nafta.

¿Cómo me explican los campeones de la libertad de mercado esta contradicción?

¿No debería tener México, según su discurso, una oleada de inversores apostando en refinerías que le permitan agregar valor a sus exportaciones?

¿No es un crimen que se de tanto trabajo a empresas y trabajadores de otros países mientras que buena parte de su población se ve obligada a cruzar un atroz desierto en busca de una esperanza?

Mientras nuestros dirigentes de derecha sigan implementando políticas que excluyen a amplios sectores de la población para beneficio propio y el de sus socios o empleadores extranjeros, no habrá en nuestra América Latina otra alternativa política que el Populismo con profunda vocación nacional. Por ello, desde el lejano sur, bancamos a Andrés Manuel López Obrador, futuro Presidente Populista de México.

13 comentarios:

Marlowe dijo...

Excelente ejemplo, pero esto pasa en AL desde bastante antes del neoliberalismo. Lo vi y me acordé del famoso discurso de Fidel: "Salvo unas cuantas industrias alimenticias, madereras y textiles, Cuba sigue siendo una factoría productora de materia prima. Se exporta azúcar para importar caramelos, se exportan cueros para importar zapatos, se exporta hierro para importar arados..."

Pato dijo...

Yo no creo que se trate de "políticas cipayas". Se trata de algo tan simple como evaluar si es negocio o no el instalar una industria determinada.
Si yo (persona particular y privada) voy a poner un negocio tengo que evaluar como voy a ir recuperando la inversión y cuando voy a empezar a ganar dinero (además de evaluar si el país tiene lo que se llama "seguridad jurídica", o sea, si según las leyes y políticas implementadas se va a respetar mi propiedad). Si esa ecuación me cierra entonces invierto en ese país, de lo contrario busco otro lugar para hacerlo.
En Argentina hoy nos pasa lo mismo que en Mexico en el sector petrolero. ENARSA nos está costando dinero a todos y no hace nada (ni exploración, ni explotación, ni refinamiento y tiene una única boca de expendio). Para colmo tiene los valores más caros por litro. Tampoco olvidemos que al día de hoy Argentina también tiene que importar combustibles porque no logramos el autoabastecimiento.
No estoy en contra que el Estado tenga su propia empresa mientras de un beneficio a todos los ciudadanos y no como en nuestro caso que no nos da beneficios sino que nos cuesta dinero de nuestros impuestos (alguien se está llevando esa guita).

ricardo j. m. dijo...

por favor manden a uno que sepa de que hablan por lo menos, de que hablas pato.

"Tras una caída importante en 2008, las IDE en los países desarrollados continuó su espectacular declive en 2009, perdiendo 41%", con Estados Unidos, Gran Bretaña, España y Francia como los países más afectados, dijo Zhan.

como pato que paso no hay segueridad juridica en estos paises donde la ide cayo el doble que aca.

En ese marco, Brasil se mantuvo como el principal destino de las inversiones extranjeras en la región, con 23.000 millones de USD, en retroceso del 49% con respecto a 2008.

en brasil tampoco, me parece pato que la caida de la ide no tiene nada que ver con la razones que esgrimis, segui participsndo.

LA RIOJA: “En 30 Días Probarán Generador Eólico” / EL INDEPENDIENTE (LA RIOJA - ARGENTINA)(07/01/2010)

Autoridades provinciales, acompañados por funcionarios de la empresa de Energía Argentina S.A. (ENARSA) visitaron el Parque Eólico Arauco donde se está concluyendo...

y nadie hace nada

Pato dijo...

Ricardo: no confundas, la falta de inversión no está atada únicamente a la seguridad jurídica, esa es una de las cosas que se evalúan. Al igual que los costos impositivos, el valor de la mano de obra, el costo de los materiales, etc, etc.
Muy bien lo del parque eólico. Ese emprendimiento va a generar 200 MW (cuando estén las cien turbinas funcionando). La Argentina hoy tiene una capacidad instalada de generación 25804 MW. Digamos que este "mega emprendimiento" va a aportar un plus de 0,8% de energía.
Y antes que me quieras correr otra vez con una visión parcial aclaro que me parece perfecto buscar nuevas fuentes de energía. En lo que no estoy de acuerdo es en mostrar como grandes avances a cosas que no "mueven la aguja" de nuestra situación.
Por último, si te cae mal mi forma de pensar o ver las cosas, muy bien. Ahora, para hacerte el canchero con comentarios como "manden a alguien que sepa" o "seguí participando", mejor informate un poco más vos también. No me interesa "pelear", me interesa cambiar puntos de vista y ver si aunque sea en los blog se puede encontrar un punto en común entre personas con distintas ideas (ya que en el ámbito político lo veo más que complicado).

Tito Rosé dijo...

Gracias man, me viene barbaro para discutir en un foro de Ex-CNBA donde me apeleo a dierio con los liberales!! Gracias mil.........

Rob Rufino dijo...

Pato,
¿40% del mercado de naftas mexicana no es buen negocio?

Hablamos de un país de 100 millones de personas ehh!!

ricardo j. m. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ricardo j. m. dijo...

pato: das por verdades consumadas opiniones infundads, si tuvieras a bien de no hablar del pais que existe solo en tu mente, nadie se sentiria insultado por tu negacion implicita de lo que piensan los demas, puesto que vos analizas la realidad desde la construccion consecuente con ese analisis de ella y no de lo que realmente es o sucede en ella.

si vos plantearas un debate desde un analisis de la realidad que estuviera fundado en el minimo sentido del elquilibrio entre la subjetividad y la objetividad posible , en ves de proponer una aceptacion de tu vision como limitante del debate. entonces yo no pensaria que me estas tomando por boludo, sino que intentas o bien plantear tu alternativa ideologica o politica o bien construir un debate en donde intercambiar esas subjetividades que surgen del analisis objetivo de la realidad.


mientras no acepten la realidad del pais como realmente es hoy en el medio del ejercicio de gob k , insistan con el adorno del chamuyo y con sentirse insultados como mecanismo de defensa ante el corrimiento del velo de su ignorancia ,la van a seguir chupando ,cortenla que lo van a dejar escarbadiente al consolador.

Pato dijo...

Rob: seguramente no es ningún negocio importar el 40% de la nafta que se consume a nivel interno. Ahora, porqué no se invierte en refinerías allá no tengo la menor idea (pero estoy seguro que varios políticos y privados están haciendo el negocio de sus vidas con eso).

Ricardo: sin ánimos de ofender, creo que vos también das por verdades dichos sin fundamento esgrimidos por el oficialismo. Por ejemplo, yo me siento insultado cuando me dicen que la inflación del último año no llega al 8% cuando a mí la nafta me subió un 40% y con $100 pesos ya no puedo comprar la misma cantidad de comida en el supermercado, cuando me dicen que el dolar no se movió y en el último año subió un 20%, cuando me dicen que hay menos inseguridad, cuando me dicen que se generaron 3 millones de empleos nuevos que no veo por ningún lado, cuando no puedo confiar en los medicamentos que me pueda dar mi obra social y nadie va en cana al respecto y no se hace nada pra solucionarlo, y cuando me tratan desde el Gobierno de oligarca, gorila, golpista y demás pajaronadas por el simple hecho de pensar distinto.

Jack Celliers dijo...

El ejemplo de Pato es interesante: afirma que "no es negocio" instalar una refinería. La pregunta sería ¿no es negocio para quién? ¿Para el conjunto de la población o para el inversor?

Es evidente que la burguesía "nacional" no está interesada en producir bienes con valor agregado, y es lógico (dentro de la lógica del capitalismo): la industrialización exige una inversión importante, riesgos inmensos de competencia en el mercado internacional, etc. etc. Es mucho más fácil exportar commodities.

Y eso que hablamos de un sector que todavía mantiene una dinámica económica atractiva como el petróleo, y de una actividad (refinamiento) que al fin y al cabo no exige una transformación compleja de la materia prima si se lo compara con otros bienes de origen industrial.

La fe en el Populismo Mayúsculo de los héroes nac&pop es exagerada, y se trata de una política de corto alcance que exige de políticos muy hábiles (que saquen conejos de la galera todo el tiempo y enfrenten a esa misma burguesía a la que pretenden salvar). Por mucho que se discuta pido que con la mano en el corazón los partidarios del gobierno K me contesten una pregunta: ¿creen sinceramente que Argentina alcanzará un nivel de desarrollo capitalista autónomo como para ponerse a la par de las economías desarrolladas? China apenas lo logra a costa de una superexplotación de la clase trabajadora; Brasil ni llega, aunque mantenga buenos índices macroeconómicos su nivel de pobreza sigue siendo pavoroso, México fue gobernado por el PRI nac&pop durante mucho tiempo con idénticos resultados y Argentina no puede ni de lejos decir que ha erradicado la pobreza y la exclusión social.

Incluso si se encontrara la fórmula mágica que obligue a nuestra burguesía a convertirse en otra cosa que socia menor del capital transnacional, queda el problema de quién en el mundo va a pagar con los costos de abrir el mercado para los productos manufacturados. El capitalismo desarrollado exige la existencia de un capitalismo subdesarrollado que exporte materia prima e importe bienes industriales, amén de toda clase de huevadas para entretenimiento de los privilegiados.

Compárese la propiedad de la tierra en países de Europa, o la propiedad del petróleo en los países escandinavos con las formas de propiedad hiperconcentrada en nuestro país ¿cómo es posible revertir ese proceso sin cuestionar de alguna manera la propiedad privada de los medios de producción? Si las tibias políticas del kirchnerismo -pese a todo positivas- desatan semejante conflicto cabe preguntarse cuáles son los límites de este modelo.

Porque no nos engañemos: hay otro problema y es que mucha gente no puede esperar indefinidamente a que le toque salir de la miseria. El talón de aquiles del proyecto nac&pop me parece que es precisamente ese.

Anónimo dijo...

Excepto en la Argentina, el Ministro de Economia es un neoliberal y el Presidente del Bco Central. Tambien Mario Blejer.

Pato dijo...

Jack: fijate bien lo que escribí, "seguramente no es ningún negocio importar el 40% de la nafta que se consume a nivel interno". Lo que no es negocio es importarlo.
Yendo al tema de crear valor agregado ¿qué más quisiera yo que poder comprar algo hecho acá en Argentina y con calidad? Eso me llenaría de orgullo porque además de tener industria propia estaríamos generando trabajos en lugar de planes sociales y significaría que están dadas las condiciones para tener confianza en el país e invertir en él. A mí me encantaría poder invertir acá y saber que si me va mal es porque soy un choto haciendo lo que hago y no porque mañana al necesitar guita para caja me empiezan a exprimir cada vez más desde el Estado (léase, gobierno de turno) y no poder progresar. No me interesa el modelo de país exportador de commodities, me interesa tener nuevamente un país donde haya industria pesada y liviana. En lo que no coincido es en cuestionar la propiedad privada. El Estado no es quien genera trabajos de producción, es el inversor privado chico, mediano o grande. El Estado está para garantizarnos a todos educación, salud y seguridad, para velar por nuestra propiedad y para implementar políticas de incorporación, no para sacarles a unos y regalarles parte de eso a otros (porque la mayoría de eso se va en mantener la estructura del Estado).

Jack Celliers dijo...

Pato, el estado argentino aplica una de las estructuras impositivas más regresivas del mundo. Esto significa que exprime a los pobres y perdona infinidad de deudas a los ricos. El mito del "estado que cobra altos impuestos a los que generan riqueza" es eso: un mito.

En estados capitalistas avanzados como Bélgica los impuestos pueden alcanzar hasta al 60% de los ingresos, no bajando nunca del 40%, En Japón la quinta parte de la población que más gana (los economistas usan la espantosa palabra "quintil") sólo percibe 3,4 veces el ingreso de la quinta parte más pobre. Los países capitalistas desarrollados que aplican impuestos más bajos (EEUU, el Reino Unido) los aplican con mucho más rigor que el estado argentino.

En Argentina el cobro de impuestos -salvo al muy pequeño empresario, al cuentapropista y obviamente al consumidor que paga uno de los IVAs más altos del planeta- es una joda total, incluso con este gobierno se acaba de decretar el enésimo blanqueo de capitales, circo que se repite prácticamente año tras año con la solemne promesa -hecha entre carcajadas generales- de que es "la última vez".

En cambio del IVA no se salva nadie nunca, y constituye comparativamente una de las fuentes de recaudación más constantes y firmes del estado argentino, cobrándole todos los días al que compra cualquier cosa, incluso bienes con bajo valor agregado porque hace rato que se trata simplemente de un impuesto al consumo.

No niego que si sos un pequeño inversor interesado en montar alguna actividad productiva en vez de bicicletear en la timba financiera vas a tener problemas, pero los más serios van a ser enfrentar los bajos precios de la competencia extranjera si querés fabricar cualquier cosa más o menos compleja, vender en un mercado deprimido por la caida del poder adquisitivo del salario y obviamente competir con el gran capital que -ellos sí- pueden evadir lo que se les cante ya que el estado es de ellos.

El odio al estado ha sido remachado en la cabeza de mucha gente que en realidad se ha beneficiado mucho con el estado, y ha salido perdiendo miserablemente con las políticas de reducción del mismo. El estado argentino tiene enormes dificultades para cobrar impuestos a los que más ganan, porque decidir quién paga es una cuestión no económica sino política.