viernes, 27 de agosto de 2010

La inversión nacional en Santa Fe y la llegada de Cristina


Hoy llega Cristina a la cuenca sojera, más precisamente a San Genaro, para inaugurar el acueducto centro oeste, el primero de la provincia. Son 230 kilómetros de cañerías que brindarán agua potable a 12 localidades. Con la obra el agua se distribuye a través de 227 kilómetros de cañerías y es transportada a razón de 221 litros por segundo y beneficiará a más de 70 mil personas, el costo fue de 183 millones de pesos, y cruza todo Santa Fe hasta casi el límite con Córdoba.

Los habitantes ganarán en salud solucionando el riesgo sanitario que generan napas subterráneas de agua con altos niveles de arsénico y nitratos.

Es la primera vez en la historia de San Genaro que un presidente en ejercicio llega a sus pagos, Cristina Fernández, visitará a los abuelos del el hogar de ancianos Amor y Esperanza y después irá al Club Atlético San Genaro donde dará cátedra nuevamente.

En la provincia el gobierno nacional lleva un plan integral, del cual ya se hicieron 268 kilómetros de autopista Rosario-Córdoba, y en diciembre de este año se prevé la finalización de los últimos 44 kilómetros. Avanza la doble vía en la ruta 168, que se inserta en el plan de consolidación del Corredor Bioceánico Central. Se está trabajando sobre los 2.570 kilómetros de la red vial nacional existentes en la provincia, financiando obras de mantenimiento, pavimentación y ampliación de calzadas. En la ruta 178 se está pavimentando el último tramo de tierra.

Con aportes nacionales se está financiando la ejecución de una serie de obras hídricas de regulación de la cuenca en el área pampeana Central, que han permitido recuperar 2 millones de hectáreas productivas en Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Buenos Aires.

Se financiaron en la provincia 25 escuelas nuevas en lo que va del año y se están construyendo 22 más, y se construyeron 17 mil viviendas del Plan Federal.

Cuenteme usted quien hizo la mitad, y quizás alguna vez lo mire con cariño. Igual yo dudo, a mi me contó Eliaschev, Leuco y Puchulu, que estos Kirchner se quieren adueñar de todo, ¿vio doña como la mueve el espíritu revanchista? terrible, muy terrible.

7 comentarios:

Charlie Boyle dijo...

Dos cosas Sin dioses:
1 LAs inversiones en Santa Fe a mi gusto son pocas comparadas con, ER por ejemplo Formosa, Corrientes, etc. Provincias cercanas, está bien puede decir que es un criterio de distribución correcto, sin embargo para mi me parece poco.
2 El ex intendente Scott de VT mencionó en alguna oportunidad que culpa de Salomon no tenímos la autovía Rosario Rufino, que hasta que los intendentes (peronistas casi todos por entonces) afectados no se pongan de acuerdo el gobierno nacional (Nestor en ese entonces) no iba a mover el amperímetro.
1+2 Creo que ambos puntos son ciertos, lo que en un contexto de provincia actual (gobierno del socialismo) puede o mejorar el punto 2 o empeorarlo definitivamentes, lo que repercutirá por supuesto en el punto 1.
Ya ido en al carajo mi coment pero con ganas de volver me queda esta reflexión. Sería interesante para el peronismo que resuelva o sintetice un criterio para cuando se trata de políticas de estado como el acueducto o la autovía. En la provincia conviven los intendentes peronistas estrella en la época de la 125 y que mandaban a huevear a un Agustín Rossi, estrella pero del otro emisferio. Santa Fe no puede ser reen de estas contradicciones, por lo menos en polítias de estado.

Unfor dijo...

Son impresionantes las obras del Gobierno. Solo tomando en cuenta que los gobiernos anteriores no hicieron un carajo más que declarar inviables las provincias del NO; ni hablemos...

Leandro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leandro dijo...

Respondiendo a Charlie, tal vez la diferencia entre las obras de diferentes provincias se deba a la diferencia del estado previo de esas provincias, y no necesariamente a diferencias politicas como pareciera sugerir el amigo... cuantas autopistas hay en entre rios y formosa? en que estado estaba la red vial de santa fe y la de formosa?
Prioridades que le dicen...

sin dioses dijo...

Charlie yo tambien creo que son pocas con respecto a otra provincia como por ejemplo Santiago del Estero o Jujuy, pero son justas. Se trata de desarmar la ley del desarrollo desigual y combinado. Y en eso también Cristina es reparadora. Santa Fe tiene mucho más recursos que otras provincias por ende es mejor para La Nación poner donde hay menos y así lo aportado a Santa Fe es monumental.
Que quiere que opine del peronismo de Santa Fe si una parte sigue a un hombre que balbucea, no pude exponer una idea, y cuando habla en la cámara no puede articular un texto escrito. Sin embargo tiene sus seguidores, incompresibles.

Anónimo dijo...

mira que interesante esto de lanata en 2008 (manejos de papel prensa?

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Crítica de la Argentina). Clarín, finalmente, reaccionó a la tapa del domingo de Crítica de la Argentina. Lo hizo con su estilo: nunca de frente, sin dar nombres, usando eufemismos. Es un diario donde se vive en el pasillo, y se susurra miedo burocrático al poder, propio y ajeno. El trabajo sucio le tocó a Ricardo Kirschbaum, editor general. La nota se titula “De antinomias y oportunistas”. Allí, Kirschbaum se refiere a la “feroz campaña” contra el diario, una oficial y “otra paraoficial, aunque se presente como independiente”.

Kirschbaum pisa huevos –como siempre– mientras habla del Gobierno, y dedica el final de su artículo a hablar de “actores menores, si se quiere miserables; una jauría que se ha lanzado a morder algo del mercado que tiene Clarín. Son plagiarios de otros que, al menos, demostraron alguna originalidad y que (...) sólo reproducen argumentos oficiales. Mendigan un poco de difusión y venta porque los lectores no los eligen. Y se proclaman opositores, originales, cuando son apenas trasvestidos”. Kirschbaum cometió, entre otros errores, el de pensar que, al no mencionar a Crítica de la Argentina, evitaríamos cualquier contestación, por aquello de que “al que le quepa el sayo, que se lo ponga”. Que Clarín acuse a este diario de oficialista es realmente gracioso. Que no advierta que ellos mismos cobijan al verdadero Boletín Oficial, también.

Y Kirschbaum no lo desconoce, desde que Clarín –o Héctor Magnetto, da igual– decidió comprar la totalidad de Página/12. Él –en aquel momento, número tres del diario– fue una de las seis o siete personas que estuvieron al tanto de toda la operación, hecho que me consta. Lo gracioso, también, es que Kirschbaum hable de periodismo independiente: según su currículum, publicado por la Fundación Konex, entró a Clarín en 1976 y hasta los ochenta fue redactor, jefe y secretario de la sección Política, además de columnista del área. Una lástima, ¿no? Los mejores años de su carrera avalando los negocios y los asesinatos de la dictadura. En la sección Política, para colmo. ¿Cuántos supuestos “enfrentamientos” habrá publicado Kirschbaum? ¿Cuántos nombres habrá silenciado? Kirschbaum presenció el montaje de Papel Prensa, la acumulación de la deuda externa, la llegada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para hablar sólo de hechos públicos y publicados. Todo ese tiempo diciendo solamente que sí. Da un poco de lástima, Kirschbaum. Kirschbaum sostiene que “hay una jauría que quiere morderle un poco de mercado a Clarín”. Ésa parece su definición del hecho de sacar a la calle un nuevo diario: un producto hecho por perros para morder a otros. Nunca había leído esta visión canina de la profesión. Sobre el hecho de ser “plagiarios” de algo que nosotros mismos hicimos, me parece que el perro también mea fuera del tarro. Fue precisamente la decisión de comprar Página/12 la que terminó de destruir al producto. Y se entiende, en esa lógica, que después de comprarlo, Clarín haya decidido alquilárselo al gobierno. Pero Kirschbaum ha vivido tantos años agachado, diciendo que sí, que debe tener a esta altura una visión distorsionada de casi todo. Ahora, leyendo esto, debe estar preguntándose: ¿me defenderá Clarín? Y lo peor es que no puede estar seguro: hace pocos días, cuando el Gobierno atacó a uno de sus íconos, Hermenegildo Sábat, Clarín no salió a defenderlo.

¿Pensará Clarín que el hombrecito colorado que siempre dice que sí vale realmente la pena? Después de todo, esto ha sido escrito por un plagiario de sí mismo, travesti que tiene, con Kirschbaum, una sola diferencia: puede mirar de frente a los ojos.

Anónimo dijo...

Cuando lanata en 2008 hablaba del “montaje” de papel prensa:

http://www.bolsonweb.com.ar/diariobolson/detalle.php?id_noticia=14218