domingo, 22 de mayo de 2011

PLAZA DE CATALUNYA


La gente va pasando,paseando,entran y salen de la Plaza Catalunya,preguntan,se interesan,algunos proponen otros siguen sin más.Son las primeras horas de la tarde de un sábado luminoso que hace honor a esta primavera que no solo es climática.
La plaza se llenará más tarde,a partir de las seis,donde se dará cita una multitud de indignados para ejercer el derecho a la reflexión colectiva sin importar lo que dicte la Junta Electoral,pero aún no,aún es pronto y se puede caminar la plaza con cierta holgura.
También se congregan turistas,muchos están enterados de la movida y dejan su apoyo,otros con cara de esperar que suelten un toro en la plaza para conocer algo "typical spanish" no se enteran donde están parados.
Las barandas que rodean la zona central sirven de soporte a los carteles hechos con papel o cartón,carteles pequeños escritos con fibrones o birome que resumen el sentir de muchísima gente con pocas palabras."No somos antisistema,el sistema es antinosotros","sin casa,sin curro,sin pensión,sin miedo","yes,we camp","No somos mercancía en manos de políticos y banqueros".Alguien echa en falta un cartel que diga "Kirchnerismo,una solución argentina para los problemas europeos",pero estamos en la Barcelona real,no la de papel y tinta.
Detrás de las barandas hay una zona ajardinada y una fuente como para mojarse las patas.La noche anterior hubo tanta gente que tuvieron que invadir los canteros llenos de flores con el consiguiente perjuicio para éstas.Maltrechas,fueron arrancadas y regaladas a los transeúntes para que las planten en sus casas.Así recuperadas,pondrán color en balcones y terrazas de toda la ciudad.En su lugar ahora crece un huerto con arriates de tomateras,lechugas y otras hortalizas que esperan sobrevivir a la tarde de este sábado de gente primaveral.Algunos quieren plantar algo más que hortalizas pero la prudencia no lo aconseja.Igual,el humo familiar se hace presente a todas horas y en todos los rincones de esta plaza.
Cruzando la avenida que se alarga por detrás del nuevo huerto y la fuente,una gigantesca tela cubre la fachada en refacción del edificio de Caja Madrid.En ella se lee el eslogan de una campaña publicitaria de unas famosas zapatillas de deporte,"El valor de tener valores" nos reza desde su descomunal tamaño.Es la vereda de enfrente pero cada vez somos más los que no queremos cruzar esa avenida y preferimos quedarnos de este lado,en la plaza de la reflexión,con la valentía de defender otros valores,ayudando a una treintena de niños que se animaron a plantar,también ellos,un arriate de hortalizas y esperanzas.
Hoy,sentados en esta plaza,dimos el primer paso de un camino largo e incierto que siempre será mejor que el callejón sin salida de la resignación.

1 comentario:

sin dioses dijo...

Impresionante Don Cholo