jueves, 4 de octubre de 2007

Que vamos a hacer con los Piqueteros?

El paro docente, con su pedido de justicia por la muerte de Carlos Fuentealba, el Maestro asesinado en Neuquén en medio de la represión policial a un reclamo gremial, nos obliga a pensar en los motivos que originó la muerte: La represión policial.

Es preocupante ver que la ausencia de ideas entre los candidatos presidenciales que no hablan de un tema que a todos los argentinos nos importa:

Que vamos a hacer con los piqueteros?

Está instalada en la sociedad la idea de que el Piquete es una forma efectiva de reclamo. El círculo vicioso arranca con un piquete que es respondido con represión y por ello se culpa al estado que termina beneficiando al que reclama, sin importar si éste tenía o no razón.

Esto provoca que más grupos salgan a hacer piquete a la espera que las cámaras de los canales de TV filmen alguna represión para luego reclamar con más fuerza al estado por la sangre derramada.

El circulo vicioso queda:

Pero como salimos de esta situación?

Sobisch quiso demostrarle al país que él lo resolvía con palos. Pero, por la intención de votos que tiene se nota que muy bien no le fue...

Estados Unidos el uso de la fuerza por parte del Estado es socialmente aceptado. En la Argentina moderna la sociedad no lo tolera.


Por este motivo, se deben buscar soluciones innovadoras. Pongo en discusión algunas de ellas:

  1. Formación de Negociadores: De la misma manera que existen especialistas en negociaciones con secuestradores, se debería enfrentar los piquetes con negociadores hábiles y formados.
  2. Atención de los reclamos antes que la sangre llegue al río. Para ello se debe descentralizar el Estado, acercándolo a la gente. En Rosario se trabajó en ese sentido con buenos resultados. Es un ejemplo a seguir.
  3. Tratar de ordenar, lo máximo posible, las protestas en marcha.
  4. Analizar con los periodistas como cubrir estas notas, para no mostrar, innecesariamente, a la violencia como forma de reclamo.

Solo con ideas podremos resolver nuestros problemas.


7 comentarios:

Fabiana Bump dijo...

Deben producirse muchos cambios en el país.
Por ejemplo, uno de ellos, quizás el más importante, es hacer que el trabajo en vez de ser un derecho que sea una obligación.
Y no me venga nadie a decirme que no consigue trabajo.
No conseguirá el trabajo que quiere, o la remuneración que aspira, o ambas cosas, pero trabajo hay, y de sobra.

Rob Rufino dijo...

Es cierto, se perdió la cultura del trabajo.

Pero cuando hablo de piquetes no me refiero solo a los que piden trabajo.
Los ambientalistas, por ejemplo, también hacen piquetes.

Y, como digo en el post, ya está instalado que si haces un piquete algo vas a conseguir. Mientras no se rompa esa lógica vamos a seguir viviendo en el desorden.

Anónimo dijo...

No seras un discipulo de Porcaro vos?
http://leonporcaro.blogspot.com/

R M dijo...

Las ideas que planteas son buenas.
El tema de la cultura del trabajo, creo qeu todo esto comenzo cuando se empezaron a dar los planes trabajar....
Porqu el plan trabajar es una buena idea, pero para los paises del primer mundo, yo sé que en Irlanda (tengo un conocido que vive alla) estan los planes trabajar, pero esas personas todos los días tienen que ir a un centro comunitario, para buscar trabajo, y asi le sellan una libretita en donde se muestra qeu tal día fue a buscar trabajo y no encontro. Claro pero es en Europa, aca eso no funciona....


Saludos!!!

Quién es Gustav D. dijo...

Rob, estoy de acuerdo plenamente en que hay una secuencia: valores culturales - acciones - identidad. Por eso esta Argentina piquetera que supimos conseguir, de avivaditos y malitos, es el fruto de valores cambiados. Volvamos a los buenos, viejos valores del trabajo que trajeron los gringos´... claro que el ideario liberal / socialista viene indisolublemente atado a esto.

Rob Rufino dijo...

Exactamente.

Recuperar la cultura perdida del esfuerzo.

Saludos, Rob.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.