miércoles, 23 de enero de 2008

Padre e hijo juntos por el bien de la República


Cuando es mejor el silencio

Durante las decenas de sesiones que tuvieron lugar el año pasado en la Cámara alta hay varios legisladores que no pronunciaron ni una palabra sobre los temas que se trataron, y otros que no dejaron de expresar su opinión.

Cinco senadores no abrieron la boca en todo el año, según puede constatarse en las versiones taquigráficas tomadas de las sesiones. El nombre más llamativo, por obvias razones, es el del ex presidente Carlos Menem.

El ex gobernador Carlos Reutemann figura entre los que menos hablaron en el Senado de la Nación.

Carlos Reutemann quien solamente habló en dos ocasiones, para pronunciar en cada una de ella una sola y misma palabra: “afirmativo”, ante sendas preguntas del presidente del cuerpo.

Es que entre padres e hijos políticos la unidad es indisoluble.

Ante todo esto ¿Que dirá el escriba oficial del reutemismo Mauricio Maronna? ¿Nos dedicará otra editorial sesuda del diario La Capital pontificando este silencio y seguirá defendiendo al responsable político de la muerte del Angel de la Bicicleta?

Fuente: http://parlamentario.com/articulo-1850.html

4 comentarios:

Rob Rufino dijo...

De última ellos saben que la gente los condena. Por eso callan.

Pero lo del columnista de La Capital es patético. Será para quedar bien con su jefe José Luis Manzano?

cholo dijo...

algunos mejor que esten calladitos porque cuando abren la boca es para jodernos.

Anónimo dijo...

Maronna es el mejor periodista poolitico por lejos de santa fe. Ustedes se refugian en el anonimato.
Mariano Ruiz

sin dioses dijo...

Mariano, usted tiene el derecho de opinar como quiera, yo tengo mis fundamentos para decir lo que digo, Maronna nunca hizo un comentario en cuanto a los asesinatos como el de Pocho Lepratti, ni por las inundaciones en santa fe, es mas en esa epoca lo unico que decia de Reutemman era que el "gran elector", para mi parecer Maronna no es periodista, es propagandista político, a sueldo del grupo Vila - Manzano, en cuanto a que me refugio en el anonimato, mi nombre es Horacio Guardia.