miércoles, 16 de julio de 2008

El sueño del Emirato Sojero

10 comentarios:

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Muy ingenioso el cartelito, pero falso, igual que todo el discurso K.

Lo que el gran Alfredo propone, es que sigamos el modelo uruguayo, y BAJEMOS el precio local de los cortes que más se comen en el país, y los más caros (como el lomo), los vendamos al exterior.

De este modo, abaratamos la canasta familiar, y no matamos a ningún productor.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Ah, y el sueño del Emirato (a la Chávez) es lo que tienen los Kirchner.

Afortunadamente, la realidad está a punto de despertarlos, de un sopapo.

Palega dijo...

Los cortes "populares" del modelo Alfredito serán pezuña, bofe y oreja. A cuánto el postre Teresito?

Rob Rufino dijo...

En la carnicería de la esquina venden lunares de ternera a muy buen precio!!!

Anónimo dijo...

alfredito te van a romper el culo en el senado.
por mas q patotees a los senadores, golpees gente en la ruta q quiere transitar libremente,noa dejes desabastesidos sin alimentos, te lo van a romper igual.
Tus jefes ultraderechistas que nada pudieron hacer en diciembre en las elecciones y nunca nadie los elegió ni los va a elegir (igual que a vos) van a tener que guardar las botitas que lustran en semana santa. porque estamos en democracia, y los gorilas como de angelis golpistas, no toleran las decisiones de instituciones democraticas como la presidencia, el senado, y el congreso.
pero van a tener que aprender.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Se equivocan una vez más. Los cortes populares de los que habla Alfredo, no son los que él graciosamente elige, sino LOS QUE MÁS SE VENDEN EN LA ARGENTINA.

Y de haber una política razonable para el sector ganadero, como la que tienen Brasil y Uruguay, esos cortes podrían abaratarse mucho, pues los productores ganarían igualmente exportando los cortes más caros, como el lomo.

Contrariamente a lo que Uds. creen, el lomo es de los cortes que menos se consume en Argentina.

MÓNICA ADRIANA dijo...

Concuerdo juan en que el lomo no es lo m ás comido pero descreo que los ruralistas bajen los precios a los cortes más económicos. En Uruguay y Brasil la clase empresaria no saca l,os pies del plato como acá.
Prat Gay propone bajar las retenciones y que donen una tonelada de trigo a cambio...¿usted cree que aquí van a dar algo! Minga le vamos a dar! como diría Alfredito

Eduardo Real dijo...

A ver si nos creemos que el problema es "el lomo a 80". Me chupa un huevo a cuánto esté el lomo, que ni comí nunca ni comeré.

El problema no es el lomo a 80, sino las milas a 60, el asado a 50 y el pollo a 40. O todavía alguien se come el moco de que el lomo subsidie al asado?

Ya me imagino el siguiente diálogo en el restauran:

- Marche un bofe a la 15
- Que sea vuelta y vuelta

No jodan.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Breve, conciso, e irrefutable artículo de Simonetta. Por favor leanlo:

Como en las últimas décadas del siglo XIX, el mundo demanda de forma creciente los productos que se desarrollan en el generoso suelo argentino. En aquel momento, el país se subió al tren del progreso generando un clima atractivo para las inversiones y las personas del globo. Argentina se integró al mundo a través de una fuerte participación en el comercio agropecuario global y hacia 1913 se encontraba entre los 10 países con mayor PBI per capita.

Hoy, como pocas veces en la historia de la humanidad, la economía global vuelve a sonreír a los productores agropecuarios y los productos locales experimentan una fuerte suba de sus precios internacionales. Pero Argentina da la espalda a esta posibilidad.

La impresionante evolución de los precios mundiales de la soja y del petróleo –dos de los sectores más castigados- son un indicador de la oportunidad perdida.

Retenciones Variables al Petróleo y la Soja

Los precios de estos grupos de commodities producidos por la Argentina los posicionan son históricos. A pesar de esto, la producción nacional de petróleo no para de caer y, más allá del inalcanzable precio de la soja, la producción argentina se encuentra en conflicto y con un horizonte incierto.

Señala el mismo diario Página 12 que “la producción de crudo en el país cayó en 2007 por sexto año consecutivo respecto del período inmediato anterior“. De esta forma Argentina en el 2007 produjo 2,5 por ciento menos que en 2006, y 24 por ciento menos que en 1998 (49.128 millones de metros cúbicos).[1]

La falta de incentivos al sector es muy alta, ya que mientras el precio mundial del petróleo ronda los 140 dólares por barril, los productores cobran apenas 42 dólares, situación que -a partir del 15 de noviembre de 2007 mediante la resolución 394- empeoró con establecimiento de un derecho de exportación variable atado a los precios internacionales.

Precio del Petróleo
por las Nubes

2001-Diciembre 18.24
2002-Diciembre 28.95
2003-Diciembre 28.13
2004-Diciembre 33.05
2005-Diciembre 51.73
2006-Diciembre 55.95
2007-Diciembre 89.76
2008-Julio 137.11
Fuente: U.S. Energy Information Administration

Si nos referimos a la soja, debemos decir que recientemente superó la barrera de 600 dólares por tonelada en el mercado de Chicago. Por el momento, Argentina -con cerca de 45 millones de toneladas de producción anual- sigue siendo la tercera potencia sojera del mundo, después de los EEUU (más de 60 millones) y Brasil (55 millones).

Pero el castigo a la exportación lleva al sector a una situación crítica. Así lo comenta el informe de IDESA en el cual se contrasta la situación del sector sojero argentino actual con la de la década de 1990, cuando el mejor precio internacional alcanzó los U$S 281 (1997). En aquellos momentos, el precio neto de retenciones –3,5%– era de U$S 271. El estudio señala que en marzo del 2008 –cuando el precio internacional de la soja era U$S 495, inferior al actual- la aplicación de retenciones del 44% significaba un precio neto de aproximadamente U$S 284. Esto indica que, si bien ese precio internacional de la soja casi duplicó al de una década atrás, los precios recibidos por el productor eran muy parecidos a los aquel momento. Es decir que casi la totalidad del aumento en el precio internacional fue absorbido por el incremento en las retenciones, que llegaban al 44%.[2]

Soja:
Año Precio Ret. Precio final
1997 281 3.5% 271
2001 169 3.5%
2008 495 44% 284
Fuente: IDESA - 23 de Marzo de 2008 – Número 225.

Recurrentemente, el gobierno hinca sus dientes sobre un impuesto difícilmente evadible pero extremadamente asfixiante como son las retenciones.

Es difícil explicar a la población que se debe pagar el feroz incremento del gasto público, triplicado entre 2001 y 2008. También es políticamente costoso comunicar que la deuda pública no se canceló, que sólo se pagó al FMI (lo que representó apenas un 10% del total) y que la deuda pública actual (144.728,6 millones de dólares en mayo 2008) se encuentra por encima de los niveles del último año de la Convertibilidad cuando el stock alcanzaba los U$S 144.222 millones.

Tal como en la historia del escorpión y la rana, el gobierno aumenta la presión sobre los sectores más productivos de la sociedad y no contempla los riesgos de intentar matar a la gallina de los huevos de oro.[3]


---------------------

[1] Página 12, Precio récord del crudo mientras cae la producción argentina. 21 de Febrero de 2008.
[2] IDESA, 25 de marzo, 2008 - Las retenciones absorben todo el crecimiento de precios internacionales.
[3] El escorpión y la rana es una fábula de origen desconocido, se le atribuye a Esopo. En ella un escorpión le pide a una rana que le ayude a cruzar el río. La rana accede subiéndole a sus espaldas pero cuando están a mitad del trayecto el escorpión pica a la rana. Ésta le pregunta incrédula ¿cómo has podido hacer algo así?, ahora moriremos los dos ante lo que el escorpión se disculpa "no he tenido elección, es mi naturaleza". Fuente: Wikipedia.

MÓNICA ADRIANA dijo...

Terminénla con la Argentina del centenario, manga de ignorantes.
Había una legión de excluídos que tuvieron que refugiarse en el anarquismo que era el único movimiento sindical que defendía a los inmigrantes pobres y laburadores. Estudien la Ley de Residencia y el papel del socialismo que nació traidor