miércoles, 16 de julio de 2008

Apuntes sobre las plazas

La convocatoria de actos masivos en lugares públicos se sigue utilizando en argentina como herramienta de demostración de poder tal cual se hacía a mediados del siglo pasado.

Es así que, quienes acusan al gobierno de "setentista" o de vivir en el pasado terminan impulsando estos métodos antediluvianos, demostrando no solo contradicciones discursivas, sino un notable parecido con quien tanto critican. Mostrandole al mundo "quienes" y "como somos" en el día de ayer casi medio millón de argentinos nos movilizamos bajo un contexto maniqueo e histérico que demuestra la canibalización social en la cual vivimos.

Y así se dieron las dos plazas... Ambas con gran participación popular, con movilización de gente por parte de intendentes y gobernadores, y con pueblo en general que se siente identificado con alguna de las partes en conflicto.

Nosotros, como no podía ser de otra manera, no claudicamos en largar todo e ir a la Plaza de los Congresos.

A diferencia de lo que pudimos ver en el último acto de la Plaza de Mayo, el cual, como dije por acá era más de la transversalidad que del peronismo, esta vez fue, por abrumadora mayoría, una plaza bien peronista con un marcado contenido sindical.

Así vimos marchar las gruesas columnas de trabajadores afiliados en el sindicato Luz y Fuerza, Camioneros, Ferroviarios y de los distintos sindicatos de la CTA que reemplazaron los actos musicales de la plaza anterior con cánticos a favor de las retenciones y contra los gorilas de siempre.

Debemos destacar lo inédito que resulta la masiva convocatoria de un ex presidente en un país donde los ex presidentes casi no pueden salir a la calle. En ese sentido, y dentro de este particular contexto, el gobierno sale clara y decididamente fortalecido al demostrarle tanto a los adversarios como a su propia tropa que sigue teniendo banca.

Ojalá todo esto sirva para que la oposición entienda que debe aceptar el mandato de las urnas y las decisiones soberanas del gobierno. Esa aceptación no implica una rendición, sino un aliciente a seguir luchando por lo que creen dentro de los ámbitos establecido por la Constitución y las Leyes de la Nación.

Que así sea.

6 comentarios:

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Es un chiste, no?

Rob, Rob, con una chequera como la de Néstor, hasta Drácula convoca una plaza así para que vaya a ovacionarlo.

Si Ud. saca a los rentados, en esa plaza no quedan más de 10.000 almas, y frente a las 350.000 del campo (pese a que la policía de Anibal Fernández hable de 225.000), me parece realmente muy poquito.

Fortalecida saldrá Cristina, a largo plazo, si el Senado rechaza hoy la ley. Hágame caso. Hoy, para los Kirchner, ganar en el Senado sería una clara derrota.

Rob Rufino dijo...

Palotes
Concuerdo que lo que ganar perder es relativo y depende de para quien...

Si hoy gana el gobierno la oposición deberá respetar la ley y la institucionalidad. En todo caso, si quieren seguir luchando deberá ser dentro del ámbito de la justicia.

Si el gobierno pierde la votación igual habrá ganado una buena parte del conflicto. Porque en todas las resoluciones alternativas se habla de aumentar las retenciones. O no?

Ahora, eso de: unos van democráticamente y a los otros los llevan, déjeselo a Doña Rosa.

O acaso desde Córdoba, Entre Rios y otras provincias no vinieron empleados públicos al acto de Palermo?

O acaso Duhalde no "llevó" la tropa de los intendentes del conurbano que le responden? (Lo reconoce Pagni cuando dice que la gente del cabezón no conseguía micros...)

O acaso, Luisito Barrionuevo (vaya gente que tienen) no movilizó sus sindicatos?

No sea necio. Reconozca la convocatoria de Nestor. Por más billetera que le den a Menem o a De la Rua estos no pueden convocar a nadie.

Hágame caso: Deje de ver el mundo en blanco y negro. Hay muchos colores y matices que enriquecen la vida.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Yo no dije que no convocaba a nadie sin chequera. De hecho reconocí que tiene 10.000 talibanes dispuestos a inmolarse con tal de que se aprueben las retenciones.

Simplemente apunté que el GRUESO de su convocatoria, está conformado por militantes rentados.

Y en el caso del campo, ocurre exactamente al revés: Podrá haber habido algún cliente sindical en el acto, pero el GRUESO de la gente que concurrió, lo hizo espontáneamente.

No reconocer eso, es editarse uno mismo el diario de Irigoyen.

Anónimo dijo...

¿¿Oyeron hablar de estanflación??

Lamelza dijo...

Estimado don Juan de los Palotes:
Usted cae en el facilismo del establishment mediático de llamar "pagados" a quienes apoyan al Gobierno y "autoconvocados" a los que responden al kempo.
Sin embargo usted sí hace una real diferencia, que comparto: con el kempo está "la gente", del otro lado está el "pueblo". Y la Constitución Nacional se refiere como soberano al PUEBLO. La abstracción GENTE, ni figura.
Gracias por aclararlo.
Ah, y de paso; ni en la elección de Octubre, ni para asistir a los últimos actos de apoyo al gobierno me han pagado nada. Por el contrario pèrdí de ganar alguito al dejar mi trabajo. Un saludo.
Excelente el blog, como siempre.

Anarquico dijo...

Rosendo García había escuchado los aplausos ahogados que venían tras las puertas cerradas. Pensó: "Ya termina"", y miró su reloj pulsera de oro: las nueve. Cuando Vandor salió del salón de actos de la CGT, donde sesionaba el congreso de delegados metalúrgicos de Capital, miró a Rosendo con extrañeza:

-Dijiste que te ibas a La Rioja.
-Como vi que te aplaudian tanto, supuse que terminabas en seguida.

Conocía los mecanismos, después de dies años: el breve discurso de ignauguración donde se hablaba para el periodismo y "la gilada".Después no hacía falta quedarse, el aparato funcionaba solo.

¿Quién mató a Rosendo?
Rodolfo Walsh-1969

40 años de traiciones sindicalistas y "la gilada" continúa.