jueves, 20 de noviembre de 2008

La justicia tarada

Un pibe pinta una pared, su delito pintar “Aparición con vida de Julio López”, procesado por el delito de “daño agravado” por su graffiti en uno de los paredones de la universidad. Su nombre Fernando Grenno.

Bajo esa acusación, el tribunal oral número 18, integrado por los jueces Cristina Camiña, Estela Cárcamo y Alejandro Nocetti Achaval, llevará a cabo el inicio del juicio oral el próximo miércoles.

La jueza Cristina Camiña, cuenta con una nefasta trayectoria al servicio de la impunidad, quien, en 1992, firmó el sobreseimiento del comisario Espósito, implicado en la detención, tortura y asesinato de Walter Bulacio, y últimamente absolvió al policía Luquet, responsable de un caso de Gatillo Fácil.

El miércoles 26 se dictará la sentencia, pudiendo ser sentenciado con una pena de hasta 4 años de cárcel, insistimos, por reclamar la aparición con vida de Julio López.

Los estudiantes se concentran el mismo día en Lavalle 1171, Tribunal Nacional en lo criminal Nº 18 (CABA), para pedir su desprocesamiento. Llamamos desde acá a sumarse y a solidarizarnos con el pibe.

4 comentarios:

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Sin Dioses, ya que están (al dope) protesten también para que se esclarezcan las terribles desapariciones de los militantes Gerez y Puthod, quienes fueran "chupados" por Grupos de Tareas desocupados, para someterlos a toda clase de tormentos indescriptibles.

El hecho de que los chacales neo-videlistas se hayan amilanado ante la firmeza con que Néstor los apercibió desde ATC, no implica que no haya que seguir con estas investigaciones. No le parece?

Tagarna dijo...

Palotes, respete algo, una vez, deje de pasar vergüenza...

Demóstenes dijo...

Palotes, me extraña; no le parece que se deberían utilizar los recursos de la Justicia en casos de relevancia, en perseguir a los empresarios evasores ó a los políticos corruptos en vez de perder tiempo con "ladronzuelos de gallinas" ?. Es probable que "ensuciar" una pared de una Universidad pública sea un delito o cuanto menos una contravención, pero ... ¿ no será mucho almirante ?. Es necesario movilizar toda la burocracia judicial y disponer de fondos y personal durante meses para terminar aplicándole una multa de $ 100 con la que ni siquiera van a pagar el tarro de pintura para limpiar la pintada ?.
Medrano, me parece que en toda esta movida hay intencionalidad política y quizá hasta prejuicio clasista.
Saludos

D-M-T

Martìn dijo...

La verdad que es una boludez. Es cierto, la Ley se hace para cumplirla pero... ésto es demasiado.

Por supuesto que me solidarizo con el flaco, me parece una boludez total.

Saludos.