viernes, 12 de diciembre de 2008

Inseguridad

Otro muerto más, en su mayoría jóvenes, el jueves sucedió otra vez: sólo tenía 18 años y la vida se le esfuma. En este año han muerto 10 obreros de la construcción en Rosario, por accidentes, la gran mayoría por irregularidades y falta de medidas de seguridad de las empresas y con la complicidad de los Arquitectos, el Colegio de Arquitectos, la provincia y el sindicato.

“¿Dónde están los controles, dónde están los comités mixtos de seguridad, dónde está el ministro (de Trabajo de la Provincia, Carlos) Rodríguez?”, se pregunta Narciso Canteros, de la organización Manos a la Obra

Canteros, un verdadero luchador puso de manifiesto la indefensión que sufren los trabajadores del sector. “¿Hay alguien preso?”, ¿Hay algún procesado?. En los Tribunales no hay un culpable ¿de qué Justicia hablamos?”, expresó con bronca.

“Se llenan la boca que hicieron esto y lo otro, y yo me pregunto: ¿cómo puede ser que no hayan inspeccionado la obra (de Italia 424, donde murió el jueves el obrero de 18 años al caer de un montacargas), si los vecinos la venían denunciado? “Los vecinos les daban agua porque no tenían ni para tomar ni para bañarse. No tenían los elementos mínimos de seguridad como guantes y estas situaciones solo pueden darse con la complicidad tripartita del gremio, el municipio y la provincia”, disparó.

“En esta obra, no estaba la exhibición del nombre de la empresa constructora ni la matrícula de los arquitectos responsables, tal cual obliga la ley. Vamos a ir a la sede de Trabajo que nos diga el propio (Luis, secretario de Trabajo provincial) Ortega, quienes son los empresarios. Tenemos el comentario de que se trataría de un fideicomiso (sojero). Queremos saber para que no quede impune como en las otras muertes y lucharemos con nuestro medios porque acá desde el Estado lo que hicieron fue toda una pantomima para que nada cambie y sigue más y más explotación humana y muerte de obreros”, sentenció Canteros.

3 comentarios:

Demóstenes dijo...

Bueno, esta es otra de las caras del Capitalismo Salvaje. Esto habla de las "ganancias extraordinarias" a las que hacía referencia hace unos días y de en qué manos van a parar todos esos departamentos que después la clase trabajadora termina alquilando a precios exorbitantes.
Se juntan dos o tres "nuevos ricos" de la soja, forman un fideicomiso, contratan un arquitectito de cuarta para que firme los planos, materiales de última y mano de obra lo más barata posible (gente sin suficiente experiencia que te hace una pared externa de 1 sólo ladrillo) y les hacen poner la cara y el cuerpo (muchas veces la vida) y nunca se sabe quién carajo es el verdadero responsable de esa basofia de 7 pisos sin ascensor.
Los gobiernos aplauden el boom de la construcción, los sindicatos hacen la vista gorda mientras les paguen su maldita "cuota sindical" y los albañiles son tan jóvenes que no saben que el casco, los guantes y los borceguíes son un derecho y una condición primordial para subirse a un andamio.
Me da mucha bronca, porque en su afán de construir su fortuna aceitan (con aceite de soja) los mecanismos necesarios para escapar a los controles y se aprovechan de "pendejos" necesitados de un laburo.

D-M-T

cholo dijo...

Si demóstenes,se aprovechan los políticos,los empresarios y los sindicalistas.Yo me pregunto que hacen los dirigentes de uocra,los que tienen que defender a sus agremiados.
Todavía se nombra a estos hechos como accidentes laborales cuando deberían llamarse lisa y llanamente homicidios.

Martín, latino y K dijo...

Este es un ejemplo claro de como el mensaje sobre la "inseguridad" tiene un objetivo claro: poner a la clase media como víctima de los pobres.

Cuando los victimarios no son pobres la cosa cambia. Por ejemplo, éste caso. Pero mas claramente en el caso de los accidentes de tránsito. Nadie habla concretamente de "inseguridad" en el tránsito, sin embargo mueren por día 10 personas por accidentes de tránsito cada 1 que muere por un delito. Interesante, ¿no?

Quizá no pedimos penas mas altas para los asesinos al volante porque son los que ven nuestro noticiero y nos mandan su video de fin de año... patético.