sábado, 11 de abril de 2009

Conociendo al Enemigo: El Grupo de los 30

En esta serie de posts comenzaremos a hablar de algunas entidades, compañías y personas que manejan gran parte del destino de la humanidad.

El Grupo de los 30 está basado en Washington e incluye entre sus escasos y bien seleccionados miembros al Padre del Neoliberalismo Argentino: Domingo Felipe Cavallo.

A la cabeza del G30 está Paul Volcker, actual asesor de Obama en temas económicos. Volcker es un empleado de Rockefeller desempeñándose en dos grupos que hablaremos en próximos posts: el CFR y la Trilateral.

Entre los restantes miembros se encuentran:
Jacob A. Frenkel (ex presidente del Banco de Israel)
Arminio Fraga (ex Ministro de Economía de Brasil)
Paul Krugman (Nobel de Economía)
Ernesto Zedillo (ex Presidente de México)
Ernest Stern (ex Director JP Morgan)
Zhou Xiaochuan (actual Director Banco Central Chino)

La nómina se completa con varios funcionarios del FMI y de la Reserva Federal de EEUU (FED).

El mentor de este grupo es el mismísimo David Rockefeller, quien aseguró en esta nota, que es amigo de Cavallo y del primer neoliberal criollo: Don José Alfredo Martinez de Hoz.

Este Nuevo Orden Mundial
impuesto por traidores vendepatria que tomaban créditos baratos del FMI a cambio de leyes (como la Autonomía del Banco Central) dejaron atados de pies y manos a los futuros gobiernos quienes se ven imposibilitados de salirse del libreto neoliberal por temor a corridas bancarias, fuga de capitales y demás castigos del Dios Mercado.

El enemigo es enorme, sus tentáculos llegan a lugares insospechados, pero es necesario sumar neuronas para poder analizarlos, saber como se mueven, que quieren, etc. Sólo conociéndolos podremos darle lucha. Es hora de ponernos a estudiar.


3 comentarios:

el filomata dijo...

Buen post Rob. ¡vamos todavía con esta cruzada!

Un abrazon.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Rob,

Le recuerdo que el "milagro" del modelo duhaldista-kirchnerista, fue posible por la fuerte innovación e inversión que el sector agropecuario realizó durante los demoníacos '90.

Sin la estabilidad lograda en aquellos años, el país jamás podría haber aprovechado del mismo modo la estampida en los precios internacionales de nuestros commodities.

Si Ud. se mete la mano en el bolsillo, don Rob, probablemente encuentre monedas acuñadas en 1992 (¡hace 17 años!) lo cual era impensable en otros tiempos de la Argentina, máxime pensando en la devaluación que atravesamos en 2001.

Que la Argentina debió salir antes de la convertibilidad? Chocolate por la noticia! Debió salir en el preciso instante en que lo hizo nuestro principal socio comercial.

Ahora lo vemos todos muy claro, pero le recuerdo que tanto en las elecciones del '95 como en las del '99, la ciudadanía expresamente apostó por seguir con ese modelo.

Echarle todas las culpas a Cavallo, en suma, me parece un simplismo equivocado.

Ósculos bolivarianos,

Lic.

Anónimo dijo...

Vamos compañeros por la nacionalizacion de la banca y del comercio exterior, combatiendo al capital!
Vamos hacia alla compañeros! Pero digo, en el camino podriamos empezar por cobrarle impuestos a la especulacion financiera y decirle a los amigos que no compren tantas empresas, porque no nos olvidemos que capitalismo de amigos es lo que mismo que capitalismo!