domingo, 19 de abril de 2009

Entre universitarios de la UNL y mercenarios de la UNR

UNL

Muchos sabemos de las causas nefastas del tándem soja transgénica-glifosato, más lde esto saben científicos de la Universidad Nacional del Litoral que realizaron una investigación que halló relación entre las aplicaciones agrícolas de plaguicidas y malformaciones en animales anfibios que habitan en la región litoraleña. O el informe presentado últimamente por Investigadores del Conicet.

Desde la UNL afirman: “En el caso del glifosato, hace ocho años hicimos un estudio que mostraba las malformaciones que podía producir sobre anfibios anuros, y algunos problemas en el sistema branquial al actuar sobre el esqueleto en formación de estos animales”, contó Rafael Lajmanovich, investigador de la UNL y del Conicet.

En cuanto al famoso glifosato –herbicida cuyo nombre comercial más común es Roundup, de Monsanto– los investigadores de la UNL advierten los efectos tóxicos de un componente llamado surfactante. Una variante de este elemento “causa daño gastrointestinal y al sistema nervioso central, trae problemas respiratorios y destruye glóbulos rojos en humanos

Se estima que en la geografía agrícola argentina, cada año se aplican alrededor de 200 millones de litros de este producto, imprescindible para el modelo de siembra directa y soja RR.

UNR

Sin embargo desde la UNR más exactamente de la facultad de Agrarias situada en Zavalla aceptaron una “donación de 300.000” pesos de Monsanto la empresa fabricante del veneno.

El secretario académico de dicha facultad Hugo Permingeat afirma cosas como esta:

-Ustedes forman ingenieros agrónomos.

¿No es una contradicción al tener una ayuda económica tan marcada de las grandes empresas como Monsanto?

-Yo siempre trato de separar todo lo ideológico de lo técnico. En clase me manejo con los documentos científicos, y solo me guío por la evidencia científica. Si viene Monsanto y me pide investigar algo, y si evalúo que el tema está dentro de mis principios, no miro si me lo pide una multinacional o una OGM (sic)" dice Permingeat.

-Querrá decir una ONG, un organismo no gubernamental, porque esa sigla significa otra cosa: OGM es Organismo Genéticamente Modificado.

-Tiene razón, perdón. Trato de separar lo científico de lo ideológico.

La otra pata del modelo es el glifosato, con agregados como el endosulfán u otros productos. ¿Estos tampoco le merecen objeción científica alguna?

-Hay que evaluar caso por caso: el endosulfán es un insecticida y un derivado clorado que se almacena en tejidos grasos, y en la medida que uno está más expuesto, genera un nivel más alto de toxicidad. Obviamente el glifosato es un producto tóxico, y no se lo puede tomar como un vaso de agua, es más hay reportes de suicidios de gente con Round Up, por eso se debe trabajar con responsabilidad y debe evaluarse de forma sistemática y permanente al producto en una escala de tiempo. Ahora han surgidos estudios nuevos, pero me pregunto cuál es la evidencia científica, cuáles los resultados, hay que mirarlos con lupa. Pero es como cualquier otro producto como la bayaspirina, que es ácido acetilsalicílico es no recomendada para un enfermo de dengue, Allí está la responsabilidad de cada quien que la usa.

¿Para cuando el premio mercenario a la universidad?

La entrevista completa acá

10 comentarios:

Mauri K dijo...

¿Por unas miserables 300 lucas? Que poco quiere Monsanto a los cientificos que le adoban el lomo.

Martín LatinoameriKano dijo...

Después egresan y se creen que son el culo del mundo porque tienen el titulito colgado.

JOSE dijo...

La oligarquia sojera no tiene limites ni moral.
Biolcatti:"con el glifosato no hay daño alguno"


[21/04 | 10:50] Biolcati dijo que la medida está hecha "para seguir matando al campo" y que con el glifosato -el herbicida cuestionado por la ministra de Defensa- "no hay daño alguno".





"Es un absurdo porque está aceptado en el mundo entero. Hay un ataque sistemático a la producción agropecuaria pero no se donde quieren llegar, a dejar el país sin producción cuando el campo es la principal fuente de divisas", dijo el titular de la SRA.

En ese sentido Biolcati reitero que este ataque a la producción de soja es más que llamativo y reiteró: "Si quieren divertirse para seguir matando al campo más de lo que lo están haciendo hay otro estudio que dice que los gases que emiten la hacienda vacuna serían peligrosos para el agujero de ozono. Con ese sentido no deberíamos producir vacas ".

Por último el dirigente rural dijo: "Esta demostrado que no hay daño alguno con el glifosato. Es como decir que andar en auto contamina el ambiente. No es el glifosato lo que contamina sino ha evitado la erosión de las tierra" sostuvo.

La resolución MD 367, fechada y divulgada este lunes por Defensa, promueve la renegociación de las condiciones de contratos vigentes para adecuarlos a la disposición, y señala que "no son neutros" los efectos de ese cultivo en el medio ambiente y la salud.

"La razonabilidad de dicha adecuación deberá estar fundada por un dictamen o informe del INTA o de un profesional matriculado en la materia", según el texto, que requiere a las Fuerzas Armadas "informes mensuales" sobre el cumplimiento de la resolución.
Una recomendación para Biolcatti, primero leer el libro "El mundo según monsanto", segundo seguir los estudios de los cientificos del CONICET, tercero leer los artículos de Graciela Gómez en Ecos de Romang, cuarto visitar a los cientos de emfermos con deformaciones y problemas geneticos producidos por el glifosato y por último, sacarse la CARETA.

|| Fuente: (PRODIARIO)

Anónimo dijo...

Un fantasma recorre el mar de soja: Pigweed.

http://larunfla.blogspot.com/2009/04/de-fordlandia-sojalandia-la-naturaleza.html

Martín Benegas dijo...

Mientras se rompen el cerebrito buscando las 100 razones para justificar lo injustificable, acá les dejo algo sobre el glifosfato tan malo genocida y neoliberal.

http://lapoliticaonline.com/noticias/val/56847/confirman-manipulacion-de-informes-para-demonizar-la-soja.html

sin dioses dijo...

MArtin Benegas
La difusión de su estudio dio lugar a virulentas reacciones del lobby agromediático. Comenzó con una nota en Clarín de Matías Longoni, uno de los principales colaboradores del ex director del INTA y lobbysta sojero Héctor Huergo en el suplemento Clarín Rural, quien lo descalificó como “un supuesto estudio científico”. Siguió con una nota en La Nación, sobre un “estudio de supuesta validez científica”. Clarín está asociado con La Nación en la feria anual Expoagro, en torno de la cual se realizan cada año negocios por no menos de 300 millones de dólares vinculados con los productos transgénicos y sus encadenamientos económicos. A mediados de esta semana Carrasco fue víctima de un acto intimidatorio en la propia Facultad de Medicina, donde cuatro hombres llegaron hasta su laboratorio e increparon a una colaboradora de Carrasco. Dos de ellos, que parecían “muy nerviosos y exaltados”, se presentaron como miembros de la Cámara de la Industria de Fertilizantes y Agroquímicos y se negaron a dar sus nombres. Los otros dos dijeron ser abogado y escribano. En ausencia de Carrasco interrogaron a la investigadora y exigieron ver “los informes, los experimentos”, para lo que carecían de cualquier título. Dejaron una tarjeta del estudio Basílico, Santurio & Andrada a nombre del abogado Alejandro Felipe Noël. El decano de la Facultad de Medicina se solidarizó con Carrasco y le ofreció el asesoramiento del área jurídica de la facultad. Cuando desde la facultad llamaron al estudio para verificar la existencia del abogado recibieron la respuesta de que no estaba. Carrasco no oculta su indignación por la presencia amenazante de estas personas, que “no tienen derecho a hacer interrogatorios en un ámbito académico. Trataron de convertir en delito la difusión de mi trabajo, con una virulencia y agresividad enormes”. Por la noche encontró en el contestador de su teléfono insultos a “este señor que no quiere mostrar el informe”. Carrasco explica: “Si yo sé algo no me voy a callar la boca. En todo caso pongo en juego mi prestigio entre mis pares. Si lo que digo es falso, yo resultaré perjudicado, si es verdad, compartamos los beneficios de saber”. El 16 de abril esa cámara (Ciafa) y la de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe) dijeron en una declaración conjunta que para el Senasa el principio activo glifosato en su uso normal está dentro del grupo de activos de menor riesgo toxicológico y se lo utiliza con éxito en todo el mundo. Aprobado por los organismos de protección ambiental de Estados Unidos y Europa, se comercializa en más de 140 países. Agregan que no presenta efectos nocivos sobre la fauna, la microfauna ni la salud humana, ni tiene efectos inaceptables para el ambiente.

Mauri K dijo...

¿Rompernos el cerebrito?
jajajaja
Estos republicanoides amargos.

Anónimo dijo...

La Politica Online es la Anteojito de hoy.

Robertol dijo...

Un estudio científico se hace según reglas específicas. Y se difunde también según normas. Por ejemplo, el Dr. Carrasco sabe perfectamente que su trabajo sólo será reconocido como válido si lo presenta públicamente, permite que sus pares lo analicen, lo repitan, pueden criticarlo u objetarlo, y luego, si no hay objeciones válidas, quedará registrado. Al obviar todos esos pasos y remitir sus conclusiones directamente a la prensa adicta, grupos ambientalistas y algunos dirigentes políticos está prostituyendo la seriedad científica que reclama para adecuarla a intereses políticos.

Martín LatinoameriKano dijo...

Robertol, si querés tapá el sol con la mano, como hacen los medios (que dicen que hay que saber y que no), pero ésto no tiene nada que ver con los Kirchner, por mas que los odies, tiene que ver con la salud de muchos compatriotas.

Hay varios estudios y varios testimonios que confirman que el glifosato no es inocuo. Pero bueh, Nestor es malo y Biolcatti es bueno, la Sociedad Rural con De Narváez como lider carismático y simbólico llevará a nuestro país a tiempos pasados en los que eramos potencia y los estadounidenses nos lustraban las botas de oro... pufff...