viernes, 29 de mayo de 2009

Recuerdos II



Últimamente los viernes a esta hora me agarra el viejazo. Esta vez, y gracias a un mp3 que me envío Pipo Lanar desde Arraial do Cabo, rescaté de "tu tubo" esta perlita que se escuchaba a principios de los 80´s.

Un Sting solista, en la mejor época de The Police, haciendo en vivo una muy sentida versión de Roxane que llegó a la Argentina en un disco llamado El Baile de la Policía Secreta (ya que la dictadura no permitía que se conozca como Concierto para Amnistía Internacional).

Todo un clásico para ser escuchado con un buen wiskacho en mano.


5 comentarios:

Demóstenes dijo...

Roxana, Roxana ... Rufino, Ud. me hace acordar de una pechugona que medía como 20 centímetros más que yo (éramos pre-adolescentes, después crecí) que me estrujaba contra la blusa en las lentas de los asaltos en séptimo grado !
Mammmita !
Y en esa época no había corpiños con relleno como ahora, que cuando llega la hora de la verdad descubrís que estuviste toda la noche relojeando de arriba algo que terminó siendo más chiquito que 2 bochas de helado.
Roxana ... qué inocente criatura !
Tan distinta a la de la canción.
Gracias.

D-M-T

maria dijo...

jjajajajaaa demóstenes me siento identificada!! por mentirosa!!! pero nadie les pide que miren....si despues se dsilusionan jodansé por verdes!! que ganas de estar en el encuentro bloggero la puta madre...
que buena versión, saludos maria

jose ruben sentis dijo...

Un abrazo, Rob, desde Tandil.

Demóstenes dijo...

Muy estimada María, quiero salir en defensa de la masculinidad aquí "atacada" por su comentario.
Quiero expresar simplemente que si uno "compra en un negocio" por la calidad de la mercadería exhibida (repito, no es que miremos como viejos verdes, está exhibida !) es lógico que si al quitarle el envoltorio no nos encontramos con lo que estaba "en vidriera", y el objeto no es lo promocionado abiertamente, suframos una desilución.
Pero bue, uno tampoco va a andar prohibiendo las "estrategias de venta".
Saludos.

D-M-T

Muchas veces los encantos los hallamos en la "mercadería" menos promocionada.

Demóstenes dijo...

"Desilución", puse "desilución" ...
QUE DESILUSIÓN !

D-M-T