lunes, 21 de diciembre de 2009

Cargill, el incendio y el ex corredor

La situación financiera de la provincia es grave. Uno de los grandes problemas es la estructura impositiva de Santa Fe. Inmobiliario rural rídiculo, empresas multimillonarias que no no tributan un peso, y un reutemismo dispuesto a incendiar la provincia con tal de defender a los patrones.

Según la revista “Punto Biz”, en su edición especial de mayo pasado, Cargill exportó durante el año 2008 por más de 6300 millones de dólares.

Divida ese número por 365 obtiene el valor aproximado exportable por día: más de 18 millones 380 mil dólares cada veinticuatro horas.

Más de doce mil cuatrocientos dólares por minuto.

Si usted piensa que la empresa le deja buenos dividendos a la provincia, se equivoca.

La multinacional no paga ingresos brutos como consecuencia de la exención que le regaló la administración de Carlos Reutemann a principios de los años noventa junto al ex funcionario de la dictadura, nuestro Martínez de Hoz local: Juan Carlos Mercier, ahora reelecto senador por el departamento La Capital.

Los diputados del reutemismo hoy se niegan a reformar la estructura tributaria de Santa Fe. Apuestan al caos. Con el caos siempre ganan los mismos, la población es la que sufre.

1 comentario:

Martín (Latino) dijo...

No se vayan a enojar los pequeños productores.