martes, 22 de diciembre de 2009

La decencia de Daniel Capalbo - Crítica

“Hacían falta periódicos y revistas dóciles que se sumaran al concierto de la obsecuencia mientras detrás del escenario se consumaba la carnicería social, política y económica.”
Juan Gasparini


El diario Crítica de la Argentina se perfila a ser el diario más tendencioso y amarillo del país, las tapas sobre “Dengue en la Ciudad” y la versión maniquea sobre los fondos al fútbol, o los cortes de ruta protagonizados por los empresarios de los agronegocios llamándolos guerra gaucha, son una muestra certera.

Su director Daniel Capalbo hoy despacha una editorial hablando del año “malhadado”, que significa infeliz, desgraciado, desventurado. Y crítica la ley de medios, de lo malo que fue la nacionalización del fútbol (así lo llama), de lo horrible de la nacionalización de Aerolíneas Argentinas entre otros flagelos nacionales. Y por supuesto no se podía olvidar de esa entelequia llamada campo, al que dice que no tuvo ni justicia.

Donde veo alegría, él ve tristeza, cuestión de pareceres que le dicen, ni una palabra de la crisis internacional y de que a nuestro país lo horadó menos de que cualquier analista o gurú estimaba, tampoco hablo del nivel de reservas, ni del ingreso universal por hijo o de los cobros recibidos por los jubilados.

Se lamenta y parece hacer llamado a alguna fuerza extraña que saque al país de este supuesto desastre en nombre de un republicanismo golpista, como si esto existiese: “Republicanamente no se puede seguir así. Néstor, Cristina, así no se puede seguir. Cobos, no. Lilita, Pino. De Narváez, no, así no. Macri, no se puede así. Lectores, anunciantes, así no se puede, no va.”

Pero lo que más llama la atención es cuando habla “Soy el resultado de diversas capas geológicas del periodismo, en las que tuve la suerte pero sobre todo el honor de compartir este oficio con los más grandes de la prensa gráfica” y allí empieza a nombrar a un grupo de periodistas “estrellas” que lo marcaron a fuego:

Algunos de los nombrados:

Marcos Cytrynblum: Jefe de Redacción de Clarín entre 1975 y 1990. Hoy ya retirado está muy preocupado por la pobreza y dirige una Fundación que se tendría que llamar Crápulas S.A. La editorial luego del golpe genocida del 24 de marzo terminaba con “Se abre ahora una nueva etapa con renacidas esperanzas”. Cuenta el periodista Leandro Albani que “Luis Garasino, cronista del diario Clarín y que ostentaba una relación a fondo con las Fuerzas Armadas, le avisó el 23 de marzo a Marcos Cytrynblum, jefe de redacción, que los militares estaban ultimando los preparativos. En la madrugada del 24 de marzo, en la redacción de Clarín, el titular del diario era aprobado por el capitán Montemayor, de la Marina”.

Jorge Fontevecchia: el doble estándar periodístico de este siniestro personaje se puede ver en el trato que ofreció a Carter cuando osó hablar de Derechos Humanos, el impiadoso tituló: “Carter, y el pecado de la intromisión”, muy diferente fue su la respuesta a la “inseguridad jurídica” de la que habló el enviado del Consenso de Washington con títulos como: “Un clima tremendo” y “Otra oportunidad desaprovechada” a través de dos de sus periodistas estrella.

Ricardo Kirschbaum (Editor General de Clarín): Ingresó al diario Clarín en el año 1976 y desempeño los cargos de redactor, jefe y editor de política nacional. Fue el principal columnista político de este diario. Defensor a ultranza de la prohibición patronal anticonstitucional de no permitir delegados en la sede del diario, pero de su boca fluye la palabra democracia cada dos renglones.

Ricardo Roa: el portal especialista en medios Diario sobre Diarios nos dice: “Roa es hoy en Clarín - para la mayoría del directorio - la expresión de la eficiencia: jamás reclama aumento de sueldos para sus empleados; cada vez que le toca gerenciar un proyecto lo hace con poco presupuesto y se asegura un éxito comercial”. Es decir pura ganancia empresarial, de periodismo cero.

Y para frutilla de postre

Jorge de Luján Gutiérrez: En realidad este nombre me resultaba muy alejado de mi entendimiento, y googleando me encuentro que es director de la revista “Gente” desde los años 80 y que antes había sido vice jefe de redacción en la revista hiperprocesista “Somos”. Cultor de la tapa “Vimos rendirse a los ingleses”, “Estamos ganando” y “Seguimos ganando” entre otras beldades del antiperiodismo vernáculo.

Nos dice de ellos: “eran gente que amaba el periodismo, transpiraba periodismo. Enseñaba periodismo”

Concluye la nota con “Nuestro brindis es por vos, lector: este diario es para vos, lo hacemos por vos, gente que se mata por hacerlo y todavía cree en la independencia, en la bondad, en la decencia, Para vos lector es este villancico rabioso”

¿Seré tan incrédulo que no le creo?

13 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...

ese pasquín...ni pa'limpiarse el tujes

Umbrella dijo...

Estas cosas me deprimen...

maricapelli dijo...

No estoy ni un poco preocupada, ya que ellos llaman "guerra gaucha" va otro dicho gauchesco, " ladren perros, señal que cabalgamos" estoy super feliz este fin de año, la presi todos los dias lanza una muy buena onda para desespero de los gorilas y de los "progres" que NO le encuentran la vuelta para hacer otra cosa en este pais, saben porque no encuentran otra cosa?... porque lo unico que se podia hacer despues del "desastre capitalista " despues de Argentina haber sido el "modelo" Ya esta siendo hecho , mal que les pese.

G-Fer dijo...

Fontevecchia dijo que la política de DDHH de Carter fue "una intromisión"? Pero si él estuvo chupado en Orletti. No hay testigos, sólo su testimonio ante la CONADEP, pero no vamos a ser malos y descreer de su palabra. Veamos el registro:

"JORGE ALBERTO FONTEVECHIA
Desaparecido sin indicación de fecha, No.CONADEP:6570
Secuestrado sin indicación de lugar
No hay testimonio de su paso por un C.C.D."

Sin Dioses dijo...

Los fatos que tengo de Fontevecchia son estos: fue detenido el 24 de marzo de 1983, cuando ya estaba pactado el llamado a elecciones. En seis días le dieron un ducto hacia New York.

68 y contando dijo...

Che, siempre el centralismo porteño ¿Donde queda La Capital, Duclos, Maronna, etc, etc? No tienen nada que envidiar a nadie!

Sin Dioses dijo...

68 días atrás le dedicamos esta linda nota a Duclos
http://catanpeist.blogspot.com/2009/12/el-editorialista-que-no-sabe-lo-que.html

G-Fer dijo...

Sin Dioses, en 1983 la dictadura secuestró una edición de la revista La Semana, y Fontevecchia hizo la payasada de asilarse en la embajada de Venezuela y pedir un salvoconducto, cuando los milicos no lo buscaban. De hecho, un tiempo atrás, ese mismo año, habían secuestrado un número de Hum®r, y Cascioli siguió como si nada...

Corrección a mi comentario anterior: Dijo haber estado chupado en El Olimpo, no en Automotores Orletti.

Pura Suerte dijo...

¿Vos sos Horacio 47? Si es así, te digo: no todos los estudiantes universitarios somos futuros gerentes, ni tampoco todos tirapiedras. Eso.

68 y contando dijo...

Sin dioses: efectivamente, había olvidado esa entrada.
Igual, no olviden a mis otros idolos

Martín (Latino) dijo...

Yo pensé que la salida de Lanata podía mejorar un poco el diario. Me equivoqué, y mal.
Buen laburo SD.

guille dijo...

Lo que dice G-fer sobre fonte y la embajada es correcto ,lo demas es todo sanata .







Saludos.

timoneldetormenta dijo...

Che el niato tiene razón el diario es "para vos" imagino ese "vos" como un gran recipiente de mierda.
Saludos