martes, 4 de diciembre de 2012

El FAP y sus políticas sociales



Información del Diario La Capital 

Despuntan una guardería, bares y parques sobre el Ludueña

El proyecto prevé dos caletas con capacidad para 140 barcos y una guardería náutica con capacidad para 850 lanchas.

Más allá del interés de explotarlo comercialmente, se destacan la inversión en obra pública que incluye el proyecto y las superficies totales de parques públicos a construir, iluminar, forestar y equipar, que supera los 18 mil metros cuadrados de superficie (con 4.500 metros cuadrados de senderos, puentes y pasarelas peatonales sobre el borde del arroyo). Además, el complejo contará con importantes superficies destinadas a estacionamientos vehiculares privados para guarderías y amarras y un sector de parking público.

Y el mismo diario en el mismo día una Carta de Lectores

El jueves 29/11/12 el Concejo Municipal aprobó por unanimidad de todos los bloques una ordenanza presentada por el concejal Oscar Greppi por la cual se determina la pavimentación definitiva de 107 cuadras del barrio Uriburu y La Guardia. Nuestro barrio, delimitado al sur por calle Gutiérrez, al norte por calle Ameghino, al este por avenida San Martín, y al oeste por las vías del FFCC General Mitre, hace años que se encuentra totalmente postergado, sin realizarse ninguna obra de infraestructura. El principal y más antiguo reclamo de los vecinos (canalizado a través de decenas de petitorios, Presupuesto Participativo, pedidos de informes y ordenanzas) es el pavimento de sus calles a nivel definitivo, con cordón cuneta. El precario mejorado existente cuenta con una existencia de treinta años, y ya entró en decadencia, acelerándose su deterioro por la circulación de tránsito pesado. Esto se agrava en épocas de lluvia, formándose enormes pozos que prácticamente impiden la circulación vehicular. Llegado a este punto se realizan inadecuadas reparaciones sin compactación de la base y colocando asfalto en frío con un espesor de sólo uno o dos centímetros. Estas reparaciones duran pocos meses, lo que implica un continuo derroche de tiempo y dinero. Por otra parte, muchas de las calles del barrio tienen un nivel considerablemente más alto que el de las viviendas, lo que ocasiona reiteradas inundaciones en las mismas en ocasión de lluvias copiosas. Esto, sumado a la falta de un drenaje apropiado, ha producido a los vecinos un daño económico muy severo, del cual es difícil reponerse. Finalmente, la existencia de zanjas a la vista totalmente inadecuadas para el desagüe de las calles, constituyen un verdadero foco infeccioso, donde proliferan ratas, mosquitos, y cucarachas. Es de destacar que las cuadras nombradas ya cuentan con cloacas y gas natural, por lo que cumplimentan con los requisitos necesarios para su pavimentación definitiva, estando ya realizada la planimetría del proyecto. En el año 2007, el secretario de Obras Públicas del entonces intendente Lifschitz nos aseguró que la decisión de pavimentar nuestro barrio estaba tomada, pero hasta la fecha nada ocurrió. Por todas estas razones, consideramos que será un hecho de estricta justicia que el Ejecutivo municipal cumpla con la ordenanza sancionada y comience estas obras largamente esperadas.

Gustavo Lambrisca / DNI. 17.817.567