miércoles, 28 de mayo de 2008

Nos tienen hartos!!!


Ya cansan con tanta demostración de fuerza!!!

Dejen de echarse la culpa unos a otros y solucionen este problema YA!!


4 comentarios:

Anónimo dijo...

viNo es tan fácil dirimir que clasede país queremos.No es tan fácil dejar de hacerse millonario para que lo aproveche algún negrito de la villa en salud,educación o inrfrastructura.La lucha hoy es por la retenciones, mañana por la ley de radiodifución o la inflación y pasado quien sabe porque.Adelante no se canse compañero que recién empieza

Rob Rufino dijo...

No digo que cada uno no tenga que luchar por lo que cree justo.

El punto es que cada uno se sienta en su posición y no trata de buscar alternativas. Nadie se pone en lugar del otro. Se siente amenazado y muestra los dientes. Bien básico, de animales diría.

Es cuestión de usar la cabeza, hablar y buscar soluciones innovadoras, cambiar el enfoque.

Como dijo Samid, Argentina y Brasil tienen la mayor parte de la oferta mundial de soja. Por que no hablar con ellos y ver formas de subir el precio aún más? Por que no imitar a la OPEP en eso?

Es una idea, no se si es viable, pero intento mostrar que tal vez abriendo la cabeza aparezcan soluciones que a priori no se tenían en cuenta.

Creame que tanta pulseada debilita y eso no le conviene a nadie. O mejor dicho si, pero no viven en nuestro pais...

Avallay dijo...

Desde luego no se puede vivir en conflicto abierto de manera permanente (seria lo mas parecido a no tener Estado), me parece que los cambios que impuso el neoliberalismo fueron tan profundos que lo complejo es rearmar la orientación de un modelo que deje mas o menos conforme a unos cuantos, a encontrar las mediaciones políticas necesarias. De eso estamos bastante lejos, lo que hay es justamente lo contrario, los sectores que ganan no están dispuestos a ceder a generar un proyecto de inclusión mas abierto. Bah digo.
Recomendados en mi blog
Salutti

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Lo que se debe de comprender es que no es una lucha para saber quién es más fuerte, o quien tiene la razón.

La política nos debe enseñar que en democracias maduras, debemos sentarnos a negociar con las minorías, con los grupos de interés, grupos de presión, y con la sociedad civil.

La capacidad de negociación que tengan unos y otras, se verá con la capacidad de astucia y de sacar el mejor partido para cada uno.

Lo que no debemos permitir es que la sociedad se fracture más, y que por la fuerza un gobierno crea que puede hacer lo que le dé la gana.

Al final el gobierno, no es de unos u otros, sino el gobierno es para todos, así que los que se sienten excluidos de las políticas del estado, o se sienten amenazados o los que se sienten hasta robados, tiene derecho a cuestionarse todo y a pedir cuentas.

Al final de cuentas son las instituciones del estado los que deben demostrar que son confiables, ya que los ciudadanos tienen derecho a dudar de sus políticas, y son estas instituciones deben demostrar su confiabilidad.

Así que a sentarse a negociar y no a medirse en fuerza, ya que si se fuerza una solución puede haber una fractura en algunas de los dos brazos.
Saludos