martes, 13 de mayo de 2008

Pobreza Empresarial y Gubernamental Argentina



Brasil, nuestro eterno rival en el fútbol nos ha dado otra lección: Mientras nuestro gobierno y empresarios rurales luchan por quedarse con una porción más grande de la torta sojera Lula anunció una nueva Política Industrial orientada a aumentar las exportaciones significativamente.

Ante la revalorización del Real frente al Dólar, Lula ha decidido apoyar, desde el BNDes, la inversión que permita mejorar la productividad de la economía a partir de un mayor uso de las Tecnologías de la Información (TI).

En nuestro país, en cambio, nuestros empresarios rurales se pelean con el gobierno autista por el ingreso record de la cosecha record, desnudando la ausencia de debates por la creación de un Banco de Inversión similar al BNDes brasilero, la falta de políticas que permitan agregar valor a nuestras exportaciones o el incentivo para que nuestras PYMES salgan a hacer negocios al mundo.

Estas barreras que tienen nuestros dirigentes empresarios y políticos se deben a dos falencias culturales:

  • Cortoplacismo: En nuestro país el "largo plazo" es de dos o tres meses como máximo
  • Egoísmo: reflejado en la ausencia de una cultura de "trabajo en equipo" en la cual cada uno quiere "salvarse" sin importar lo que le suceda al otro
Si a estas dos falencias las mezclamos tenemos un cóctel explosivo llamado "canivalismo" que impide focalizar las energías en "agrandar la torta" como hace Brasil en vez de "buscar un pedazo más grande" como hacen nuestro gobierno y los ruralistas.

Una vez más creo que la UNIÓN SUDAMERICANA es una posible salida para superar estas falencias. Si nuestras cadenas productivas se integraran nuestras empresarios aprenderían a jugar en equipo (visión sectorial, de cadena o regional por sobre la individual) aportando, por su parte, "materia gris" tan necesaria para que los brasileros puedan aumentar la productividad de sus empresas y de la economía en su conjunto.

1 comentario:

Ulysses dijo...

Tiene toda la razón, debemos aprovechar de unirnos para ser una economía que tenga influencia en el mundo. Divididos vamos a una decadencia sin fin.

Salud